The Nothing Window                                ¡Hazte miembro, comenta y pulsa +1 para mejorar el contenido!                                The Nothing Window                                ¡Hazte miembro, comenta y pulsa +1 para mejorar el contenido!                                The Nothing Window

jueves, 12 de julio de 2012

Mundo infranqueable

Otra vez he vuelto a soñar contigo, en un paisaje creado por un arquitecto en escombros, vuelves a aparecer a última hora, pero dando a entender que has estado ahí desde un difuso siempre. Yo te encuentro, y con una capa de timidez, me acerco. Pero tú, con un disimulado desinterés...juegas conmigo. Tanto que, nunca me he despertado sin habértelo dicho.

Éramos como un mundo infranqueable para el resto, como extrañas plantas, crecíamos juntos, con la diferencia de que cuanta menos luz hubiese a nuestro alrededor, más grandes nos hacíamos.

Desde entonces, a veces te sientes como escupido en el mundo, una voz sin oyentes, un trozo de carne en una cadena de producción, una tangente más en este demente mar de líneas. Ya no me escudo entre el sofá y el equipo de música, ahora es más místico, como un emboscador noctívago, viene, viola la conciencia, baila y me moja los ojos. Y se va, como dejándome en la misma situación que llegó, pero yo, noto la diferencia.

Es la huida eterna, la expiración de la larga inspiración, hasta que acaba y vuelvo a respirar. Y cauteloso temo cuándo será la próxima vez que necesite soplar, porque sé que habrá otra vez. Es el baile de máscaras que se mofan de mí, en una danza frenética, recordándome que todo vive, menos yo.

La depresión es una enfermedad que se contagia a través del ruido de los tubos de escape, de la intermitencia de los sonidos, la gente que te presiona, por la batalla entre la vida que tienes, y las expectativas que tenías de ella, del cansancio, de las largas colas, la incomprensión, y sobretodo por la soledad, por la soledad...


No hay comentarios:

Publicar un comentario