The Nothing Window                                ¡Hazte miembro, comenta y pulsa +1 para mejorar el contenido!                                The Nothing Window                                ¡Hazte miembro, comenta y pulsa +1 para mejorar el contenido!                                The Nothing Window

viernes, 31 de agosto de 2012

Aquel amor

Tu ausencia anunciaba el inevitable final, tu silencio era el adiós que no me atrevía a aceptar, así que dulce y tiernamente te despediste besando diferente.

Y la luna, que miró ensimismada nuestra estela de pisadas en la arena de la orilla de aquel mar, se pregunta ¿Dónde están?

Cuánto deseo ser aquel ayer, que sentía la piel erizada al amanecer, que perfumaba sus ojos con tu imagen, y que su cuerpo hablaba con el tuyo de amor.

Aquel amor que nos hacía ser niños en juegos y aprendices en el arte de amar, aquel amor, el analgésico de los sentidos, aquel que usábamos de pintura para  mojar nuestros pinceles y llenar el alma del otro con colores.

Cuánto deseo ser aquel ayer que con la cortina de tu pelo, tenía otro telón que abrir a los días, que podía nadar en el mar esmeralda de tus ojos, y que oía el mejor instrumento de la creación tocando mi propio nombre.

Aquel amor que no sabía poner nombre a la sensación de ver que eras de verdad, que no solo despertó mi espíritu, sino que voló con él por sitios más bellos que la vida o la muerte, caminó por el desierto de colinas hechas por los pliegues de tus manos, en las que reposaba las mías en un encaje perfecto...




No hay comentarios:

Publicar un comentario