The Nothing Window                                ¡Hazte miembro, comenta y pulsa +1 para mejorar el contenido!                                The Nothing Window                                ¡Hazte miembro, comenta y pulsa +1 para mejorar el contenido!                                The Nothing Window

domingo, 26 de agosto de 2012

La Cuarta Edad


Hoy quiero pedir perdón; las garras del tiempo piden su tributo, el ocaso de mis oportunidades hace tiempo que llegó, no sé si mañana podré decírtelo, no sé si mañana me podré acordar, no sé si mañana me podré recordar.

Perdón por ser difícil de disfrutar, demasiado lento para compartir, demasiado torpe para manejar, demasiado viejo para agradar y demasiado débil para soportar.

Perdón por repetir siempre lo poco que aun puedo recordar, por derramar la comida que mi mano no puede controlar, por negarme a bañar este cuerpo que no quiero ni mirar, por estar siempre cansado y no dejar de temblar, por ser ignorante y no válido para conversar; perfecto para estorbar.

La vida me ha hecho viejo, viene a cobrarse las oportunidades que me regaló y quiero recordar que las supe aprovechar.

No pido pena ni comprensión, sólo respeto; a todos os ha de llegar.

No recuerdo a que venia todo esto, pero sigo teniendo ganas de amar.



“Envejecer es pasar de la pasión a la compasión.”
Albert Camus




4 comentarios:

  1. Ante nada, quiero que sepas que nadie ha comentado esto al no saber que decir; lo intentare yo
    Siento mi comportamiento hacia ti, aquellas noches pensando en los días que no te di, que no te vi a consecuencia de que me fui.
    El ocaso inunda mi almohada, el final de tu morada; no te disculpes por lo que no debes, coje estas lagrimas y bebe, bebe hasta que no quede persona que te devuelva todos los favores ante tu ausencia...
    Frente a la madrugada, frente al sol, pido a Dios que me deje decirte:
    Un lo siento, un te quiero y un adiós...
    Recordar el insólito pasado que deslumbraba nuestro parecer, ¿Que dirá? Lo diré; del barro crecemos y de este padeceremos. P.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La vida pasa muy deprisa y siempre vamos dejando lo importante para el final.
      Es muy triste cuando llega el día que se nos van y nos damos cuenta que no les hemos dicho cuanto les queremos, cuanto les debemos y tantas cosas nos hemos quedado dentro.
      Sólo piden cariño y atención.

      Eliminar
  2. Buena respuesta, una pregunta, tienes dos cuentas para comentar o sois dos personas distintas?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy considerado, yo ya he aprendido a deje todo antes de perder a esa persona, pero nunca acaba de ser un todo completo ya que por el bien de ese contrario algunas cosas le han de ser ocultadas, escribiré algo que prosiga con este blog que me ha interesado bastante,y mis cordiales felicitaciones por sus escritos

      Eliminar