The Nothing Window                                ¡Hazte miembro, comenta y pulsa +1 para mejorar el contenido!                                The Nothing Window                                ¡Hazte miembro, comenta y pulsa +1 para mejorar el contenido!                                The Nothing Window

miércoles, 8 de agosto de 2012

La Religión


La religión, norma de conducta espiritual que define nuestra actitud ante la vida, necesidad innata que da sentido a nuestras dudas e inseguridades, y respuesta a nuestra inteligencia que no admite que su propia existencia no tenga un sentido. Si no la encuentra o no existe simplemente la crea.
El hombre ha aprendido muy bien cuan importante es esta necesidad para dar sentido a su existencia y estabilidad, creando idílicas fantasías que den respuesta al  sentido de la vida.
Cada  pueblo o comunidad en su necesidad de creer en algo superior ha moldeado su fantasía religiosa acorde con su mentalidad y alrededor de todo aquello de lo que depende su vida.
Un neandertal sólo podía basar su religión en aquello que para su inteligencia era el milagro incomprensible de la vida, la mujer y su capacidad de generar vida, creando sociedades matriarcales y adorando a la fecundidad. Para un egipcio del tiempo de los faraones su vida giraba entorno al sol y no podía basar su religión en otra cosa que no fuera éste, y así sucesivamente a lo largo de la historia acompañado por el desarrollo de la inteligencia y del culto a ese otro misterio que se nos escapa; la vida tras la muerte.
Es tan fuerte esta necesidad que incluso en sociedades desarrolladas como la actual, donde nuestra mente ha encontrado muchas respuestas a los misterios de la vida que rebaten y demuestran lo incoherente y fantasioso de nuestras religiones, seguimos creyendo en ellas con fervor  aunque sepamos que no tienen sentido ni realidad.
La verdadera y única religión no existe, todas en su busca de la espiritualidad tienen sus aciertos y desaciertos, todas aportan algo y degeneran en algo, y lo que es peor se han utilizado y se utilizan para el control de los pueblos.
Cuando el alma te pide un encuentro con Dios, sólo tenemos que tener el lugar y el momento adecuado para dejar volar nuestra espiritualidad y llegar al encuentro. Esto lo podemos hacer tanto en una iglesia, como en una mezquita, como en una sinagoga o simplemente en cualquier parte que lo permita.
La verdadera religión la llevamos todos en nuestro interior, todos sabemos lo que esta bien, lo que esta mal y como debemos actuar ante la vida y nuestros semejantes, siendo perfectamente conscientes de cuando obramos mal y nos traicionamos a nosotros mismos.
Es aquí en nuestro interior donde debemos buscar y formar nuestros valores y donde únicamente encontraremos las respuestas a nuestro yó y  al sentido de nuestra existencia, sólo en nuestro interior llegaremos a ver a  Dios.
Cuando lo buscamos fuera encontramos consuelos pero no realidades y siempre que algo tan sagrado como nuestra espiritualidad se moldea y se jerarquiza en unas normas creadas por iluminados, acaba sucumbiendo a las miserias humanas y se corrompe.

Toma todo lo bueno que cualquier religión o la vida misma te aporte, actúa como quisieras que lo hicieran contigo, mira en lo más profundo de tu alma, sé consecuente con ella, mantenla ante todo limpia y estarás siempre con Dios, aquí y en la eternidad.





1 comentario: