The Nothing Window                                ¡Hazte miembro, comenta y pulsa +1 para mejorar el contenido!                                The Nothing Window                                ¡Hazte miembro, comenta y pulsa +1 para mejorar el contenido!                                The Nothing Window

domingo, 30 de septiembre de 2012

Le petit mort.



No nos da risa el amor cuando llega a lo más hondo de su viaje, a lo más alto de su vuelo. En lo más hondo, en lo más alto, nos arranca gemidos y quejidos, voces de dolor, aunque sea de jubiloso dolor, lo que pensándolo bien no tiene nada de raro, porque nacer es una alegría que duele. Pequeña muerte, llaman en Francia a la culminación de un abrazo, que rompiéndonos nos junta y perdiéndonos nos encuentra y acabándonos nos empieza. Pequeña muerte, la llaman, pero grande, muy grande ha de ser, si matándonos nos nace.

En estos tiempos de encuentro y de abrazos, la lucha por aquellas cosas en las que creemos nos arrebata a pedazos las crueles certezas cotidianas y nos arroja impiadosa al universo de la incertidumbre.

Se requiere el valor que a veces falta, y resulta imprescindible la cercanía de los que comparten nuestros sueños.

Porque el encuentro en el abrazo con los otros, nos devuelve siempre renacidos, apostamos a la vida aunque nos rompa una y mil veces en pequeñas muertes necesarias. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario