The Nothing Window                                ¡Hazte miembro, comenta y pulsa +1 para mejorar el contenido!                                The Nothing Window                                ¡Hazte miembro, comenta y pulsa +1 para mejorar el contenido!                                The Nothing Window

jueves, 25 de octubre de 2012

La Utópica Utopía

Vivimos tiempos en los que los gobiernos ya no gobiernan sus países, pues se han convertido en directivos de las grandes empresas que se han adueñado de la economía y del mundo.
El capitalismo liberal y el desligamiento de la economía del control de los gobiernos, nos ha llevado a una situación donde el mundo esta regido y controlado por las grandes corporaciones. Centros de poder económicos que todos los días dictan las normas convenientes para su propio enriquecimiento, arruinando países, devorando derechos, gestando guerras y condenando a millones de personas a la pobreza, para así ir preparándonos para que aceptemos de buen grado el nuevo orden y la nueva esclavitud.

Toda esta trama se ha ido urdiendo en las sombras, nos han creado ficticias necesidades que han engordado sus bolsillos y nuestra deuda, haciendo creer que la responsabilidad de todos nuestros males son productos de nuestros gobiernos y su mala gestión, que también, pues todos se han subido al carro. El pecado de los gobiernos es que tienen tan asumido este control que no se plantean que exista otro camino u otros valores, siendo incapaces de plantar cara. Ellos no se ven más que como directores de sucursales bancarias, cuya única meta es mantener su parcela de poder,  cumpliendo cada día con el mandato de esos jefes para los que ellos mismos no son más que basura. Los gobiernos lo único que hacen es mirar la bolsa cada día, para ver cuanto es el tributo que tienen que entregar y que hacer con lo poco que les queda, para beneficio propio y para gestionar con más o menos acierto nuestras vidas. Sólo tienen un diminuto margen para decorar un poco la oficina, cambiar los muebles o poner una maseta, y así seguir siendo populares. Viven bajo el mandato de la bolsa que las grandes empresas manipulan a su antojo con un poquito de disimulo, usando tapaderas como las Agencias de Calificación, el FMI, el  BCE….

Es tanto el poder y el dominio que han concentrado que ya no les hace falta estar ocultos. Ahora quieren salir a la superficie y sentarse en el trono como nuevos señores feudales, y tienen que dejar claro cuales son sus dominios y cual es su jerarquía, para ello nos están dirigiendo hacia una globalización regida por su único poder, con una sola moneda y un único territorio feudal donde gobernaran sin intermediarios ni tapaderas ni mas leyes que las suyas.
Nos tienen a todos atrapados, arruinados, endeudados, empobrecidos y psicológicamente encausados. Pero ¿que hacemos?, ¿recurrimos a la violencia, al desorden y el caos? Creo que no debemos caer en esa trampa, nada se puede hacer con la fuerza contra un enemigo que no tiene lugar ni ejercito,  sólo nos mataríamos entre nosotros y para ellos solo sería como si en este ajedrez, todas las piezas se emplearan en una lucha sin normas ni limites, unas contra otras para que cuando no quedara ninguna en pie, volver a colocarlas en el tablero y hacerlas funcionar otras vez con las nuevas normas de juego y además agradecidos.

Tenemos que luchar siendo consientes de nuestros derechos,  intentando ver más allá de la norma. Debemos reunirnos en asambleas donde tratar estos problemas buscando soluciones, para exigir pacíficamente con la legitimidad democrática que como pueblo tenemos, el fin de esta sangría especulativa y el regreso del bien común. Tenemos que encontrar cada uno la forma de aportar algo día a día a esta lucha. No se si deberíamos sacar todos nuestros ahorros de los bancos para cortarles el flujo de sangre, ni si deberíamos de dejar de comprar productos de las grandes multinacionales o simplemente declararnos insumisos sociales, pero lo que si tengo claro es que tenemos que reunirnos para buscar soluciones y salir pacíficamente a la calle a pedirlas.

Siempre he pensado que la utópica solución a este mundo, estaría en una globalización donde no existieran países ni fronteras, donde todos fuéramos ciudadanos del mundo con los mismos derechos y oportunidades. Un mundo en el que se fomentara el desarrollo sostenible por igual, y viéramos a éste como una sola nación, haciendo desaparecer los intereses particulares y desarrollando una sociedad del bienestar común, en armonía con la naturaleza y el espíritu humano.  Una globalización regida por un parlamento de representantes salidos de las asambleas populares de cada área de desarrollo, y no por candidatos impuestos adeptos al complot.
Una sociedad en la que todos tendríamos cabida y cada uno se esforzaría por desarrollar y aportar todo aquello que mejor sabe hacer, al bien común. Una sociedad donde el único beneficio sea el que reciban todas las personas, por el aporte solidario que cada uno generaríamos a favor de todos, una sociedad donde no exista el dinero ni la propiedad de los recursos, una sociedad donde no tendría cabida la riqueza ni las ansias de poder.

Debemos de dejar de ser individuales pues tarde o temprano nos tocará si ya no lo ha hecho, y entonces pediremos a gritos la solidaridad que no hemos dado.
Tenemos que despertar y crear entre todos el mundo que merecemos, aportando cada día un granito de arena, que nos acerque a nuestra utopía para que algún día deje de serlo.


Quisiera saber cual es la utopía de vuestro mundo ideal, vuestras soluciones y que aportáis cada día.




1 comentario:

  1. ¿Sabes? Leyendo lo de la útopía global me has recordado un montón al concepto de polis griega, donde el objetivo del estado era garantizar el bien común de todos los individuos, aunque a estos se los veía como parte de un gran individuo único que era la polis. Creo que quizás está bien pensar eso, pero somos muchos y muy diferentes unos de otros. Llegar a un acuerdo global creo que sería muy complicado xD

    ResponderEliminar