The Nothing Window                                ¡Hazte miembro, comenta y pulsa +1 para mejorar el contenido!                                The Nothing Window                                ¡Hazte miembro, comenta y pulsa +1 para mejorar el contenido!                                The Nothing Window

jueves, 13 de diciembre de 2012

¡ Feliz Navidad !


Otro duro año se acaba, las luces y los escaparates de la ciudad anuncian su ocaso, el negocio de la navidad ya está aquí. La maquinaria se ha puesto en marcha y la gente como zombis se empujan y pelean, por ser los primeros en arrojarse ante ella, no importa que te arrolle, si al menos te queda un brazo para levantar la Ipad conseguida y dos dedos para hacer el símbolo de la victoria.

Son tiempos duros para nuestro país, pero nada comparado con el sufrimiento de la mayoría de sus ciudadanos. Todos sabemos que la navidad no es más que un negocio envuelto en mensajes de amor, fraternidad, paz, hermandad y buenos propósitos, que ciegamente nos conducen al consumo desmesurado. La publicidad hace que te invadan todos estos sentimientos y te sientes tan bueno y sufrido, que te crees merecedor de  todo lo que puedas comprar con lo poco que tienes, y con todo lo que la tarjeta de plástico te pueda ahogar, si no, que te quiten la posibilidad de poder gastar a mansalva y verás que pronto mandas a tomar viento fresco a la felicidad, la fraternidad y la hermandad.

Son tiempos muy duros para muchas personas que han visto como sus vidas se derrumbaban de la noche a la mañana, porque la avaricia y la usura los eligieron como víctimas.
Ellos tienen su propia lotería y en su enorme bombo todos damos vueltas. Una lotería que da premios a diario y donde nadie está libre de que salga su bola.

Estas navidades deberíamos quedarnos con la envoltura  de fraternidad y buenos propósitos que nos venden, pero cambiando su destino e intentando que éste no sea el despilfarro, si no la verdadera solidaridad con aquellos que tuvieron la desgracia de que su bola saliera del bombo de la usura.
Seamos por una vez Reyes Magos de verdad y regalemos un poco de cariño, apoyo, ayuda y generosidad a tantas personas que la necesitan. No será difícil encontrar  alguna cerca de ti.

Intentemos que  nuestro regalo de este año no sea ese que se exhibe tras un escaparate, coge uno de la tienda de tu corazón, acércate a alguna de esas personas que tanto lo necesitan y ofrécele tu apoyo y tu ayuda. Dejemos de sentir solidaridad desde casa sintiéndonos buenos pero calentitos, vayamos al encuentro de estas personas y solventemos algunas de sus necesidades, que sientan de verdad que alguien les apoya y sobre todo, que siguen siendo personas aunque no tengan nada. Será el regalo más bonito que le puedas y te puedas hacer.
Cada regalo que salga de la tienda de tu corazón llenará cientos de estanterías en su almacén y te aseguro que será la mejor y más verdadera navidad que puedas vivir.


 ¡FELIZ NAVIDAD! 











miércoles, 12 de diciembre de 2012

Irme a un monte


Cómo pesa todo, no sé si es porque hay más cosas a la espalda o porque cada vez se me doblan más las rodillas, pero no soporto el material del que está hecho todo, la esencia sin esencia de lo que se mueve, la vida pobre de los pobres vividores y la mejor manera de vivir castigada sin horizontes. Es evidente por qué tanta gente quiere desaparecer, tenemos la cabeza atornillada a las leyes de turno escritas y no escritas, a la enfermiza moral empapada de lo que mean las pantallas y lo que viola los oídos.

Estoy cansado de pensar en que me quedan años y años por hacer lo que no me gusta, estoy cansado de esperar años de esfuerzo para ser lo que quiero ser, con la esperanza de que nada cambie lo que era mi pasión y se convierta en un mero trámite productivo, vetado por lo que debe ser, y vendiendo que es pura creatividad, pero con los pantalones bajados. No quiero, no quiero que me transformen en otro monstruo que convirtió lo que amaba en algo totalmente diferente, porque si no no hay manera de ganar dinero, prefiero ser pobre y morir olvidado.

No me quedan cosas por las que disfrutar realmente, ni a ti, ni a casi nadie, a lo que llamas vida es una enredadera de entretenimiento e ilusiones, no quiero vivir para estudiar, trabajar y casarme, no quiero decir que no quiero vivir así y acabar haciéndolo. Porque cualquiera dice que la vida es una mierda, es levantarse, sobrevivir y volver a la cama, somos más que eso, somos seres humanos joder, esto es enfermizo, la gente va pensando en que se da cuenta de todo, que está despierta y bla bla bla, mientras paga la última camiseta del Zara, no sé qué pasa aquí, si soy yo o están todos locos.

Me guío por el cauce que debería llevar una vida normal, pero es frustrante, no sé cómo lo aguantan los demás, y menos los que "piensan igual", gracias a ellos debería sentirme menos solo, pero solo me dan más ganas de irme a un monte. 

En fin, me quedo corto... llamadme hippie, o la mierda que vuestro cerebro os haga escupirme, pero yo empiezo a encajar cada vez menos en todo esto.






lunes, 10 de diciembre de 2012

23


Hace dos días cumpliste 23, he querido estar todo lo ocupado que el fin de semana me ha permitido, y he acaparado más tiempo del que me sobraba, espero que no haya servido de nada.

 Dos inviernos de subtítulos desde aquel verano, menos abrigos que heladas han pasado, la música y el arte como melancólico alimento de los que vivimos del amor, son mis sueños los que te llevas, lo que solíamos ser.

Todo era dorado, la vida era de un placer extravagante, los últimos rayos de sol de nuestros días nadaban como tiburones, me revolcaba en el fango de la estupidez mientras nos empapábamos de la inocencia no descubierta, al final, nos quedamos con la tierra a oscuras. Con el tiempo uno vio antes que el otro quién era el monstruo, no fue mi intención jugar con la demanda de cielo que tú necesitabas.

Dónde estaba cuando todo se fastidió.





lunes, 3 de diciembre de 2012

¿Quién eres tú?


Quien eres tú, que tanto me acechas y me juzgas. Perseguidora infatigable que habitas en mí  alimentándote de mis pasos. Tan crítica en mis acciones, tan engreída en tus razones y tan dura en el reproche.
Eres más mía que mi sombra y que poco te conozco, que distinto somos y cuanto nos parecemos; siempre entrometida, siempre al acecho.

Cruel en tu muda palabra y vehemente cuando te escucho, ansiada voz cuando te pierdo y leal consejera cuando me sosiego. Malaje y entrometida cuando me altero y siempre impertinente cuando invades mi sendero.

Es nuestro destino caminar siempre juntos y en la distancia, separados por el orgullo, la ignorancia y la gula, pero siempre dentro; sintiendo tú peso, notando tu mirada, esperando tú reproche, deseando tu gracia, esperando tu voto y con miedo a ofenderte. Te ignoro cuando me pesas, te odio cuando me gritas y te necesito cuando me calmo.

Quien eres tú, conciencia mía, si no el yo más humano y la cruel ironía de vivir juntos pero separados. Cuanto más humilde soy más te quiero, cuanto más altivo menos te aguanto, cuanto más noble más te entiendo.

Que fácil es vivir escondida y que difícil es caminar cuando no te encuentro, que fácil es reprochar y que difícil no errar cuando te pierdo. Que fácil es vivir escondida, pero cuan dolorosa ha de ser para ti la decepción.

Te llaman conciencia pero tu nombre es el mío, me llaman por mi nombre pero mi nombre es el tuyo. No me riñas y enséñame, no me critiques y valórame, no me niegues y condúceme.
El día que te vayas no me abandones y llévame contigo, no quiero ser huérfano de tus reproches, pues llevas mi nombre y tu nombre es el mio.




sábado, 1 de diciembre de 2012

Consúmete


Nadie se fija en la manera tan drástica en la que ha caído la sociedad, en lo que se han transformado todos los conceptos, el lenguaje y la forma que tiene de relacionarse la gente. De un día para otro han nacido los canis, los emos, los frikis, los hipsters...etc, y todo este ejército de clones. Es a donde nos lleva el capitalismo y la publicidad, bajo es eslogan "consume"...que más bien debería llamarse "consúmete"...

Se desperdicia toda la vida... desde que nacemos estamos metidos en fábricas de pensamiento que otros han decidido, y te enseñan a estudiar en vez de a pensar.

Hoy todo pasa por un cable, una pantalla o una mirilla...Como si no existiera el aire. Nos conformamos con la pésima espiritualidad de ir un par de veces a la playa o al campo, pero incluso nosotros necesitamos ya electricidad para funcionar...Y si alguien se arrepiente de no haber vivido realmente su vida, simplemente lo escribirá en Facebook o lo twiteará...Y todo porque te viste y moldea un grupo de sin rostros que lo que quiere es hurgarte el bolsillo.

Todo lo que sentimos está atado, y las canciones que oímos para que algo nos comprenda están balbuceadas por un calvo con gafas y un descapotable, en su mayoría...En mi vida, ninguna sinfonía electrónica me ha hecho realmente estremecerme, quizá sea por gustos, pero aun así no pienso que pueda lograrlo en comparación con la verdadera esencia y perfección de la música, que dónde ha quedado...Solo diré "Quiero un poquito de tu trah trah trah"... Súper tierno.

A la gente lo que le interesa es que le des a me gusta a cualquiera de sus mierdas, o que le comentes en la foto en la que menos ropa lleve puesta. Viva el reggueton, el perreo y la promiscuidad.

"Cómo me gustaría que el mundo volviera a ser cursi. Que la humanidad recuperara el sentido romántico de la vida y junto con él, la tradición de los noviazgos largos, las serenatas, las cartas perfumadas, los apretones de manos entre las rejas de los balcones. Cómo me gustaría vivir en un mundo más discreto y decente, donde el amor fuese una necesidad del alma y no un capricho de la entrepierna. Pero qué le voy a hacer, me tocó vivir en una época insensible, deshumanizada, obscena, en la que nadie respeta ya los sentimientos del prójimo"

Despertarme, sobrevivir, dormir.


Hoy, por cortesía de la lista de los 10 autores más populares de 2012:
Juan Magan