The Nothing Window                                ¡Hazte miembro, comenta y pulsa +1 para mejorar el contenido!                                The Nothing Window                                ¡Hazte miembro, comenta y pulsa +1 para mejorar el contenido!                                The Nothing Window

miércoles, 12 de diciembre de 2012

Irme a un monte


Cómo pesa todo, no sé si es porque hay más cosas a la espalda o porque cada vez se me doblan más las rodillas, pero no soporto el material del que está hecho todo, la esencia sin esencia de lo que se mueve, la vida pobre de los pobres vividores y la mejor manera de vivir castigada sin horizontes. Es evidente por qué tanta gente quiere desaparecer, tenemos la cabeza atornillada a las leyes de turno escritas y no escritas, a la enfermiza moral empapada de lo que mean las pantallas y lo que viola los oídos.

Estoy cansado de pensar en que me quedan años y años por hacer lo que no me gusta, estoy cansado de esperar años de esfuerzo para ser lo que quiero ser, con la esperanza de que nada cambie lo que era mi pasión y se convierta en un mero trámite productivo, vetado por lo que debe ser, y vendiendo que es pura creatividad, pero con los pantalones bajados. No quiero, no quiero que me transformen en otro monstruo que convirtió lo que amaba en algo totalmente diferente, porque si no no hay manera de ganar dinero, prefiero ser pobre y morir olvidado.

No me quedan cosas por las que disfrutar realmente, ni a ti, ni a casi nadie, a lo que llamas vida es una enredadera de entretenimiento e ilusiones, no quiero vivir para estudiar, trabajar y casarme, no quiero decir que no quiero vivir así y acabar haciéndolo. Porque cualquiera dice que la vida es una mierda, es levantarse, sobrevivir y volver a la cama, somos más que eso, somos seres humanos joder, esto es enfermizo, la gente va pensando en que se da cuenta de todo, que está despierta y bla bla bla, mientras paga la última camiseta del Zara, no sé qué pasa aquí, si soy yo o están todos locos.

Me guío por el cauce que debería llevar una vida normal, pero es frustrante, no sé cómo lo aguantan los demás, y menos los que "piensan igual", gracias a ellos debería sentirme menos solo, pero solo me dan más ganas de irme a un monte. 

En fin, me quedo corto... llamadme hippie, o la mierda que vuestro cerebro os haga escupirme, pero yo empiezo a encajar cada vez menos en todo esto.






1 comentario:

  1. Tío, en serio, lo que escribes parece que muerde... "no quiero decir que no quiero vivir así y acabar haciéndolo": pensamientos de las madrugadas insomnes. ¡Gracias!

    ResponderEliminar