The Nothing Window                                ¡Hazte miembro, comenta y pulsa +1 para mejorar el contenido!                                The Nothing Window                                ¡Hazte miembro, comenta y pulsa +1 para mejorar el contenido!                                The Nothing Window

martes, 10 de diciembre de 2013

PAIS DE NECIOS

Hoy quiero llorar a mi país. Hoy quiero guardar luto a la esperanza que fallece en nuestros corazones cada día. Hoy tengo que vomitar la indignación que nos alimenta porque no me caben más desilusiones, mas decepciones, mas injusticias ni más podredumbre social.

Hace tiempo que dejé de creer en la política, y habéis mordido mi alma infectándola con el sentido de culpabilidad al empezar a no creer en el ser humano. Que doloroso es ver cómo ha cambiado mi bandera, ver como el rojo lucha que tanta sangre nos ha costado se ha vuelto negro avaricia y el amarillo sol integridad en gris desvergüenza, sujetada por un mástil color plomo corrupto que me contamina y crece cada día alejando la esperanza. Triste bandera de donde un día ahuyentamos el águila para que al final fuera habitada por un precioso buitre inmune a la razón, triste bandera que ya no ondea por y para todos, sólo para los carroñeros.

A donde vamos sin alma, sin ética, sin moralidad, sin humanidad y sin decencia. Nos han robado el camino y nos conducen por una vereda llena de ladrones, donde hace tiempo que mataron a Robín Hood. Después de 40 años de rodillas y volver a caminar erguidos es muy doloroso ver como de nuevo nos vuelven a romper las rodillas. Al menos antes sabíamos cómo luchar contra la injusticia y muy clara la inmoralidad del enemigo, pero como luchamos contra las inmundicias intrínsecas de la condición humana, si estas crecen siempre como las malas hiervas y se extienden como la hiedra revestida de democracia con una minifalda rosa meretriz.

Me habéis robado la esperanza física, la moral, y herido de bala mi espíritu de humanidad, pero siempre quedará gente digna que os recordará vuestra inmoralidad y sobre todo vuestra mezquindad.

Hoy quiero vomitaros encima y luego llorar por vuestra pobreza moral.









viernes, 29 de noviembre de 2013

CUANDO LOS HIJOS VUELAN

La noche se disuelve al tiempo que la aurora te atrapa y el día te reclama. Los sueños se evaporan y te invaden sus secuelas. Abres los ojos y la mañana se llena de amor y añoranza danzando en un baile donde el miedo y la fragilidad conspiran para que no dejes de preguntarte:

¿Cómo estará?, ¿Cómo han sido los últimos momentos que desconozco?, ¿Seguirán envolviéndole aires de protección y moralidad?, ¿Lo seguirá tratando la felicidad con un mínimo de complicidad y la vida con vehemencia y bondad?.

La bruma del amanecer saciada de tu esperanza te confiesa al oído que sí, que todo sigue bien, que la maldad del destino no ha reparado en él y que probablemente nunca lo haga, pero ante la inseguridad te afanas por seguir tejiendo el manto que nunca terminas.
Luego, cuando el sosiego se esparce y el corazón descansa, cambian las preguntas.

¿Cuándo cedí a la vida esa parte de mí ?.
¿Cuándo dejó de ser tierra para convertirse en aire fresco dueño de su brisa?
¿Cuándo de ser mi quietud pasó a convertirse en mi debilidad y en el artífice de mis miedos?
¿Cuándo se abrió la crisálida y sus alas se tintaron de ilusión y deseos por la corrección de mis propios defectos y errores, dando forma a una esperanza llena de sueños?.
¿Cuándo saliste de mi manto y te adoptó la vida para morar en su casa, otorgándote un futuro cuyo destino sólo puedo desear y donde no habitaré?.
¿Cuándo has dejado de crecer en mi ventana, llenando mis ojos con la esperanza del día que tu presencia confirme el amor que me arraiga a la vida?.

Te remueves entre mantas protectoras y piensas que su calor sólo te abraza a ti. Las retiras con culpable pereza y te levantas inquieto pensando que para él también comienza un nuevo día, por el que a bien seguro caminará con el viento y la fuerza de tu amor pegado a su piel.
 Sentado al borde de mi cama y antes de volver a mi propia realidad pienso:

¿Cuándo te hiciste hombre y me convertí en viejo para mi vida y joven para la tuya?, ¿Cuándo me enseñaste a ser padre sin que me diera cuenta?, ¿Cuándo perdí el control y tomaste los mandos de mi seguridad?, ¿Cuándo te convertiste en el dueño de mi estabilidad?.

Siempre caminaré a tu lado apoyándote con la esperanza de que mi anhelo se convierta en realidad, y la certeza de que tu futuro siempre será el mío aunque completo no lo viva.
….Te aclaras la cara con agua fría y piensas, “tengo que llamarlo”…… y das gracias a la divina complicidad.




domingo, 10 de noviembre de 2013

NO TE RINDAS

A veces la vida te castiga por ser demasiado noble para su tiempo, o quizás por ocupar un determinado lugar en los caprichos del destino, o simplemente porque te toco pagar el castigo de otros en un momento en el que la ira de Dios, buscó un alma limpia donde las heridas dejaran huella.

Alguien decidió poner a prueba tu alma y con ello el llanto de la nuestra, negándonos tu luz atrapada en una triste y desolada trinchera, ciego en la creencia de que solo basta con resistir el envite tras el escudo mientras quede aliento, pero tanto la vida que te arremete como los que te añoramos, sufrimos egoístamente por la pérdida de la alegría y el calor de tu alma.

Piensa que tus escenarios se deshicieron porque no estaban izados en el camino correcto, y que la meta no está en los mejor señalizados y asfaltados, sino en los que construyes cuando caminas contigo, esos en los que la felicidad te paga en cada peaje.

No llores por lo que no te pertenecía y da gracias por tener la oportunidad, de encausar tu vida  y no haber vivido hasta el fin la de otros. Busca lo que eres y recuerda lo que ignoraste.
Derriba las trincheras, encara la vida, camina con orgullo y abate los puños que te golpean. Avanza de nuevo con paso firme y otórganos la ilusión de hacerlo a tu lado, no queremos ni podemos seguir siendo los desheredados de tu esencia.
¡Vuelve!





domingo, 27 de octubre de 2013

Amor reseco

El tiempo continúa revoloteando incesante disfrutando de la cuerda que me ata al cuello, asfixiándome con su inexplicable avance, inexplicable porque me arrastra, recordándome cruel y lascivamente que todo lo que se mueve tiene una explicación menos yo, las personas que bailan y se mueven en este complejo baile de máscaras completan la sádica comedia cuya coreografía desentona con la extraña danza perdida de mis ojos surcando dudosos, agotados e inseguros un horizonte lleno de cosas que no me llenan, mofándose lujurioso de mi extraña existencia que a su vez, parece y es así, vacía y sin explicación...Estás en todas partes, en cada idea y cada chispa de mi imaginación, en cada irresponsable decisión, habitando dentro de mi alma glacial, helada de cosas que hacías que valiesen la pena. Allá donde mi pie camina se encuentra la huella de otra sombra y es por ello que no puedo posarme en ningún balcón sin sentirme solo, sin admirar desprovisto de comentarios el horizonte que todos ellos tienen, porque a pesar de que estés, no estás para oir tales opiniones. Quizá este sea el modo de vivir que me brindó la vida, quizá sea el modo en que yo soy y tú eres, o quizá sea la perfección que creaste sobre ti dentro de mí la que provoca la ausencia de nada parecido. El amor reseco de todas las cosas de este mundo que pretenden dármelo me lo demuestran, inservibles...Pues no hay manera de quererte más que darte mi vida sin dártela, y viviendo sin vivir tu vida con la mía... 

"Aún se me cuela tu nombre, cuando el cielo está gris"







jueves, 10 de octubre de 2013

LA MENTE

La mente; el yo tras la pared, la pura intimidad, la prisionera esencia de un mar de sentimientos,  tan inmensa,  tan profunda. El eterno vacío repleto de nuestro ser,  mi yo desconocido. Sí yo, su embrión.
Eres la placenta donde nada nuestra alma, su cárcel, su libertad y la fuente de la que bebemos la vida, así como lo primero que entregamos a la suerte de ésta.

Pasamos por la vida nadando hacia fuera cuando nuestro mar fluye hacia dentro, nos preocupamos sólo de saber lo necesario para luchar contra la corriente y que reluzca nuestra barca lo más alto posible en cada ola, aunque nadie sepa quién va verdaderamente dentro, ni siquiera nosotros y cada vez nos hacemos más pequeños en la lejanía de nosotros mismos mientras nuestra alma llora la pérdida.


Es triste vivir y morir sabiendo que sólo has sido un embrión que renunció a crecer por miedo a nadar en sus propias aguas, por miedo a escucharse a sí mismo, por miedo a conocerse, por miedo a encontrarse. Es tan fácil comer de lo aparente que no nos importa renunciar al esfuerzo y esperar otra oportunidad con la excusa de: “A mí nadie me dijo nada”, pero: ¿la tendremos?


Son muchos los que recordaran mi barca, pero muy pocos los que sabrán algo ínfimo de mí y no mucho menos que yo.




miércoles, 7 de agosto de 2013

La Aptitud

Son tiempos malos, tiempos de crisis devoradoras de vidas, tiempos de tristes rostros.

Cuando la vida nos castiga nos dejamos llevar y nos olvidamos de que uno vive de lo que transmite y de su aptitud ante ella. Tenemos que ser conscientes de que la vida nos podrá arrebatar muchas armas, pero hay una que es sólo nuestra y de la que nadie nos podrá desarmar, sólo nosotros mismos. El arma más poderosa ante la sociedad y la vida, el arma que menos desarrollamos y utilizamos: “La Aptitud”.
Sólo hay que darse un paseo por las calles y mirar los rostros de las personas para darnos cuenta de lo que transmiten y del valor que como personas reflejan. De cómo ignoran que la aptitud es la mejor titulación ante el trabajo y la vida, el mejor aliado del conocimiento para triunfar laboral y personalmente. Con una simple mirada, charla u observación seriamos capaces de decidir si querríamos a esa persona a nuestro lado o si serviría o no para esto o para lo otro.

Cuando una persona refleja alegría, ilusión, sentido del humor y es agradecida todo el mundo quiere tenerla a su lado y es feliz de recibir su energía, produciéndonos satisfacción y estimulación.
Por el contrario cuando una persona refleja desánimo, tristeza, apatía o excesiva seriedad, notamos como nuestro ánimo se resiente y como esa energía negativa nos produce molestas interferencias, creciendo en nuestra conciencia el rechazo, aunque a veces los reguemos con un poco de empatía, pero siempre de lejos.
El valor que una persona tiene ante la sociedad y los demás, podemos decir que es la suma del conocimiento que posee más su habilidad para desarrollarlo, pero ambas cosas se multiplican por la aptitud, es decir, mientras el conocimiento y la habilidad suman nuestros valores, la aptitud los multiplica.

Uno vive de lo que transmite, uno enamora o es un verdadero pelmazo y tiene que venderse barato pues nadie lo quiere a su lado. La diferencia está en la manera de ser, cuando uno ha perdido el ánimo lo ha perdido todo y el ánimo se construye valorando las cosas buenas que nos rodean y buscando el equilibrio emocional. Vamos por la vida sin pararnos a pensar lo que tenemos, lo que somos, en la belleza de lo que nos rodea y en los pequeños detalles de la vida. No valoramos lo que algunas personas nos quieren y a las que defraudamos con nuestra aptitud,  empeñándonos en ir por la vida como pollos sin cabeza que corren sin sentido hasta que pierden toda su sangre.

Hay que aprender a distinguir lo que verdaderamente es importante en la vida y como alguien dijo, “Lo más importante de la vida, es que lo más importante en la vida, sea lo más importante”.
Hay varias cosas básicas para tener una buena aptitud, lo primero no ser un llorón y estar todo el día quejándose poniéndose escusas con el siempre recurrente,  “Es que…si esto…”, “Es que…. si lo otro…”. Hay que desterrar el “Es que…” y dar los hechos ocurridos por ocurridos y que nos sirvan para superar y no para quejar y justificar nuestra rendición. Segundo estar equilibrado y esto lo conseguimos nivelando la vida profesional con la personal y familiar, ninguna de estas dos partes puede invadir a la otra y cada una debe tener el espacio que le corresponde. Debemos regar continuamente nuestra vida personal y familiar, pues es ésta, la que nos va a dar las energías necesarias para llevar con buena aptitud la vida profesional, pues piensa que cuando ésta nos falte, ¿dónde nos apoyaremos?.

Tercero transmitir alegría y buen humor aunque las cosas no nos vayan demasiado bien, pues siempre tendremos motivos para ser alegres si dejamos de correr como pollos sin cabeza y pensamos en lo que tenemos y en lo que nos rodea aunque a veces tengamos que bajar a los infiernos para darnos cuenta.  Alguien dijo “Quien se preocupe por su salud que busque tiempo para pensar”.
Y cuarto darnos cuenta de que no hay cosas importantes, si no relaciones importantes. Lo material no riega nuestra alma, sólo seduce y engaña a nuestra mente. Las relaciones llevadas con buena aptitud riegan nuestro espíritu, nos hacen grandes como personas, nos llenan de feromonas positivas y si en ello ponemos ilusión por lo que hacemos, somos agradecidos con los demás y cultivamos el sentido del humor, estaremos jugando la mejor partida que las cartas de la vida nos asignó.

Son muchas las personas a las que la crisis, ha arruinado su vida, sus expectativas, sus ilusiones y sus esperanzas, minando el ánimo ante un triste futuro, pero como todo en la vida sólo nos quedan dos opciones, luchar o perecer. Si hemos elegido la primera necesitaremos más que nunca blandir el arma de la aptitud positiva, y seguro que iremos ganando muchas batallas, pues la gente sólo compra optimismo, ilusión y espíritu de lucha. Desenvaina las tuyas y arremete contra la vida. Si has elegido la segunda es muy triste que lo hagas sin haber desenvainado tus armas y pudiendo luchar. 
Date una oportunidad, si tu no lo haces nadie te la dará.





viernes, 5 de julio de 2013

Sentido de la utilidad

Evidentemente, vivimos en una sociedad que muestra un mortífero deterioro de los valores tradicionales, aquellos que supuestamente han forjado nuestra cultura: el trabajo, la vida en familia, la libertad, la honestidad, el respeto a los demás, el amor, la solidaridad y la paz. Sin embargo, el problema no reside en la no realización de estos valores, sino en el propio desarrollo de estos y su cumplimiento.

Los valores no "se han perdido", es aún peor, se han transformado y de esta forma son más difíciles aún de recuperar. Cuando se habla de este tema, entre las lamentaciones casi nunca se mencionan los derivados de tales valores, con la plutocracia llegó también la competencia, la producción, la autopérdida de personalidad debido al abanico de instrumentos que fomentan el independentismo emocional, el egoísmo...Todo esto puede ser sintetizado en un único problema, el "sentido de la utilidad". Ya sean los individuos o los colectivos, todo se mide por su eficiencia, servicio y aportación. Estas son los valores impuestos en nuestra sociedad mediante el plan de la globalización y su expresión más extrema se encuentra en las teorías sobre el "capital humano".

La era del entretenimiento mantiene como cortina de humo toda esta pérdida de espiritualidad, al imponerse este "sentido de la utilidad" de las cosas y personas, se implantan al mismo tiempo las maximizaciones de ingresos, es decir, las ganancias, y se castiga ya no solo al individuo no integrado en la producción, sino al individuo o mecanismo cuya eficiencia se mantiene en una línea de producción "normal", he aquí el valor derivado del valor tradicional, la competencia y el trabajo.

Si ponemos nuestra vista en el "sentido de la utilidad", talar un bosque es útil, pero, ¿Para qué "sentido de la utilidad" es útil destruirlo? La naturaleza, desde el punto de vista del "sentido de la utilidad" capitalista, es inútil a menos que pueda ser transformada en "capital natural". Exactamente igual que con un ser humano, que este sistema llega a referirse descaradamente a él como inútil o desechable. Pero, ¿Y si es útil no talarlo?  Obviamente que lo es, pero absolutamente no desde el punto de vista de ningún "sentido de la utilidad" basado en cálculos.

Los economistas creen que son los dueños de la racionalidad, y, junto a los valores antes nombrados, éste es el más patético de los derivados, la capacidad de ganar dinero como símbolo de adaptación favorable a la sociedad y como tal, aumento de la personalidad y el atractivo, He aquí el valor más enfermo de todos y el culpable de que el ser humano sea la única especie que pague por vivir en la Tierra. El dinero apesta, todo el mundo está de acuerdo en eso, pero todo el mundo se pasa la vida luchando contra la fuerza del sino para conseguirlo, ¿Quién es más ridículo, el que alcanza gran éxito económico y por ende, basa su felicidad en ello, o el que pasa toda su vida persiguiendo tan vacío y vomitivo sueño? Recordad que el diablo alguna vez fue un ángel.

Yo sé que yo tengo los pies puestos en la Tierra, y ellos en sólo un sucio pavimento.









martes, 25 de junio de 2013

Ceniza por convertir.

Cuando ya las nubes todo lo cubrían, el viento se llevaba las montañas, y los mares dejaban de latir como un corazón sin ríos que lo bombeen, apareciste de regazo para esta tenue vela en medio de una tempestad a punto de ahogarse, dos náufragos que hicieron de la misma isla su hogar, convirtiendo en bella y acogedora nuestra cárcel. Sin nada que programar y nada planeado nos dejamos mecer por la superficie del agua que ahora nos transporta juntos a donde mi seguridad y desconfianza no aborden ni agiten a sargazos el cuerpo, pues estas se han desvanecido con el fósforo de tus palabras, que parecen incendiar mis pupilas y mis oídos al leerte y escucharte, y ya no hay dudas que queden en ceniza por convertir...

Cuesta describir sin parecer ridículo cómo en tan poco tiempo siento nuestras almas tan ligadas, ¿Cómo hacerlo para no compararme a un niño y a la vez hacer justicia a la intensidad de los hechos...? Únicamente puedo declarar que hoy no soy el mismo, y mi madurez esta vez no hará desquiciar los cimientos de nuestro camino, el cual acaba de comenzar.











miércoles, 5 de junio de 2013

Él

Ella se fue, llevándose su corazón pero dejándole con vida, le dejó en silencio, aunque eso también le hablase de ella, le cambió la vida como la cambia un holocausto, ella era un abismo y él no tenía miedo a saltar...Hadas, ratas y demonios, pero allí se quedó, esperando dentro de su abismo y ella no sabrá cuánto, pero la esperó... sin salir de él, que se olvidó de quién cayó dentro...Los recuerdos aparecen tan rápidos pero te abandonan demasiado pronto...a él se le pasó pensar que el mundo seguiría girando...

Él tenía la cabeza adornada con mil pajarillos, él vería arder todas las cosas de este mundo por ser el rey de sus cenizas, él vive ahora dormido, pues por soñar no paga nada y por vivir sacrifica más de lo que quisiera, y es que vivir, quieras o no, pues te mata un poco...Él tomó su alma al anochecer y de día solo quedaron ciudades llenas de gente vacía...Ella fue la única para él.

Y mientras avances, recuérdale, recuerda todo lo que solíais ser, ¡pues ahora está tan vacío!, él creía que el amor era ciego y lo supo cuando su corazón se cegó por ti, cuando salieron volando todas sus ideas estúpidas, cuando se volvió adicto a ti... Él está vivo y muerto, de alguna manera, pues la vida pensó que sería divertido que él siguiese existiendo, pero él no puede vivir sin ti...








jueves, 30 de mayo de 2013

Tiempo sin Tiempo

En esta sociedad que nos arrastra, nos clasifica y nos gestiona, dónde sólo disponemos al día  del tiempo necesario para cargar baterías mientras dormimos y unas cuantas horas para compartir contigo mismo y con los tuyos.
En esta sociedad dónde nuestros hijos nos sorprenden cada día porque no tenemos tiempo de conocerlos más allá de lo superficial y de cuya educación estamos cada vez más alejados. Dónde la fortaleza de la familia se sustenta en finos hilos que van cayendo poco a poco cuanto menor es el tiempo y el espacio común.  
En esta sociedad que te empuja y te exprime, dónde por todo se paga un alto precio con la moneda del sudor, del continuo sacrificio y con la renuncia a ese nuestro tiempo que no vuelve. Dónde todo es perecedero para tenernos siempre dentro de la noria como hámsteres persiguiendo algo importantísimamente baladí. Dónde es tan poco el tiempo que no nos roban que todos nuestros sueños, deseos e ilusiones, se empujan, tropiezan, caen y se levantan en una frenética carrera por ganar un poco de ese ínfimo tiempo que nos queda, sin que ninguna de nuestras necesidades hayan podido al final ganar la más mínima cuota del tiempo que se merecen.
En esta sociedad dónde no paras de pagar todo muy caro y dónde nada es nunca tuyo, sólo la obligación de levantarte cada día para seguir pagando por vivir el sueño que nunca llega, alimentándote del orgullo de continuar empujando con fuerza la noria que te permita tener un número en la espalda, de ser alguien ante los demás y un perfecto desconocido para ti mismo y los tuyos.
En esta sociedad en la que vivimos, lucha por tu tiempo. Por un tiempo sin tiempo que lo controle unido al de los tuyos y compartido con los demás. Por un tiempo para conocer y para que te conozcan, para amar, reír, gozar, dar y recibir, pues es lo único que tendrás verdaderamente tuyo y cuya moneda es la felicidad que ingresamos en el banco de nuestro corazón.

Aprende a girar la noria para vivir y no vivas sólo para que la noria gire.





miércoles, 15 de mayo de 2013

Me Falla el Windows


Nací con una Placa Base con todas sus cositas gracias a Dios. Tenía mi memoria, mi fuente de alimentación, mis USB y mis controladoras. Además de todos mis cablecitos, un buen micro bien refrigerado y una BIOS con muchas perspectivas. Todo bien ajustado, listo para interactuar y preparado para recibir el sistema operativo de mi vida. Ese software libre que mis padres con cariño debían implantarme y enseñarme a mejorar y desarrollar aprovechando toda la potencia de mi microprocesador. Pero a ellos como a todos ya le habían cambiado su software libre por un precioso Windows. 
Como eran buenos usuarios cuando tronó el cielo y la voz del poder a través de la ADSL se hizo oír, se pudo escuchar:
“Por vuestra fidelidad, sumisión, espíritu de sacrificio y amor a la causa, abrirle bien la boca al niño que le voy a instalar el Windows 8 con todas las actualizaciones como premio”. 
Mis padres de rodillas ante la ADSL y entre lágrimas dieron gracias al divino por tanta consideración y por tener un niño con un software tan avanzado.

Posdata: “No como al niño de la Paqui que le pusieron el Windows 1 a cuatro colores, sin actualizaciones ni descargas, por chulo y rebelde”.

Empezaron entonces mis padres a soñar con mi vida y mi educación, divagando con el pensamiento de que llegaría donde ellos no lo habían hecho y soñando con un futuro libre para mí. Fue entonces cuando ante tanto desvarío de nuevo la voz de la ADSL que nos alimenta dijo:
“Aquí el que educa soy yo, y como el niño salga rarito le quito el Windows 8, le meto el 1 sin  actualizaciones  y os lo coméis con patatas para toda la vida.”

A partir de ahí se acabaron los sueños y se dedicaron a trabajar para la red a la que yo me sumé. No les reprocho nada pues la perspectiva de comerte al niño con patatas toda la vida y con el Windows 1, es muy duro de asimilar y de soportar. Nadie quiere un hijo tan cortito para la red como el de la Paqui.
Pero cada uno tiene la BIOS que Dios le ha dado y por mucho que se empeñen uno tiene sus limitaciones. Yo me esfuerzo en respetar las normas y en no ser demasiado curioso, sigo todos los pasos de los mensajes en pantalla y sólo de vez en cuando hago alguna pregunta, pero eso sí, sin ánimo de molestar. Me esfuerzo mucho por manejar bien mi Windows, me leo todos los manuales, me trago todos los “Cookies”, veo y leo con mucho interés todos los spam publicitarios y siempre hago clic donde me dicen.
Pero todo el mundo tiene sus momentos de aburrimiento y te dan ganas de ser un poco malo  haciéndote preguntas raras de vez en cuando, preguntas que no le suelen caer muy bien a mi Google. Pero vamos, eso son cosas de amigos y al final siempre me dice lo que debo saber. A veces curioseo y me gusta cuestionar. Entonces mi Windows se calienta, se calienta bastante.
He notado que si pregunto mucho o si no lo hago y tomo mis propias decisiones mi Windows me falla. Me falla cada vez más a menudo y no sé exactamente el porqué. Se ha vuelto inestable y se cuelga continuamente dando pantallazos azules y apareciendo los siguientes errores entre otros:

- Si pregunto por la libertad:

“ERROR GRAVE. #13B4F010000X #ROJO# -00X) Intento de desestabilizar el sistema.  Posible ataque rebelde. ERROR DE EXCEPCIÓN GRAVE.”

- Si pregunto por la igualdad:

“STOP ERROR 0x0000000A #FLIPADO# -00X” Nivel de usuario restringido. El sistema se reiniciará con Windows 1. Consulte con el administrador del sistema.

- Si pregunto por la solidaridad:

“ERROR GRAVE X00-($$$$$$-€€€€€€)000# CE #MERKEL#. El sistema sólo reparte entre los   administradores.

- Si desinstalo las actualizaciones automáticas:

“ERROR 0X000138G-003F #ACTIVISTA# -00X “El usuario se está poniendo chulo. Revisar licencia”.

- Si intento crear mis propias aplicaciones:

“ERROR 0×7 #SUBVERSION#: INVALID_SOFTWARE_INTERRUPT. Posible hippy incubando.         Marcado como malicioso.”

- Si me salgo a la ventana MS-DOS para programar por mi cuenta:

“ERROR 0X0_000DF #INDESEABLE# 00F. El usuario se las da de listillo. Subir nivel de seguridad. Avisar al administrador.

- Si protesto con sumisión:

“ERROR x/000 #REVISAR# -#94FT. Nivel de riesgo medio. Regalar Pack de juegos educativos”.

- Si protesto con insistencia y rebeldía:

“ERROR GRAVE.- ##0000F4-X00- #15-M#  STOP LICENCIA. El número de la licencia no es válido. Su software no es original, cierre todas las aplicaciones. El software ha caducado. Su equipo se reiniciará en 20s y a partir de ahora esta máquina sólo admitirá software para desheredados y fracasados, adquiéralo gratuitamente en la cola del paro.


No sé si puede ser a causa de un virus o algún error de hardware o de mis desvaríos, pero cada vez es más difícil poder interactuar sin problemas.
Me gustaría saber la opinión de los usuarios avanzados para solucionar estos errores del sistema, pues con tantos problemas no hay quien viva ni navegue.

Mi ADSL no me habla y mi Google me mira raro.
¡En fin, que me falla…, me falla…, me falla bastante mi Windows!
Agradecería que alguien me dijera como puedo solucionar el problema.

Gracias por vuestra ayuda.




domingo, 12 de mayo de 2013

El Cubo de la Política


No me atrae nada hablar de política, hacerlo me produce  fatiga espiritual y mental además de impotencia senil cuando desnudo la esperanza. No hay nada que atore más la mente que intentar dar solución al test psicotécnico que la justifica. La política se ha convertido en la quimioterapia que necesitas para vivir, mientras mata la parte sana que nos queda.

Estoy harto de izquierdas, de derechas, de centros y de esquinas, pues todos forman parte del mismo cubo hermético sin puertas ni ventanas lleno de las mismas ambiciones y mentiras.
Cubo donde cada uno intenta hacer valer su rincón, su extremo, su centro, o su esquina, como moscas que luchan por sus montones de podredumbre, para que no les quiten el pastel y así poder ponerse gordas y verdes.
Cubo sin puertas ni ventanas, donde lo que hay es lo que hay y sólo se te permite elegir donde arrimarte dentro de sus muros. Muros que encierran los límites de lo políticamente conocido y establecido, donde tienes que elegir el malo más guapo o la última tendencia pero dentro de lo marcado. Nos han grabado a fuego sus límites y nos han robado el pensamiento de que existe algo más allá; ni siquiera se nos ocurre soñar con abrir  ventanas que den paso a otras realidades, dando entrada a esos sueños que la premisa de la utopía no nos deja ver como posibles realidades que afiancen la existencia de otros caminos.
Hace tiempo que tiramos la toalla, hace tiempo que el cubo es nuestro universo y hemos aceptado el cerco como aceptamos la impotencia de comprender la palabra infinito, dando por hecho que algo más allá escapa a nuestra mente y que pensar en ello, sólo te lleva a tener que tomarte un par de analgésicos y no merece la pena el esfuerzo.

Estoy harto de los políticos que nos dicen lo que queremos escuchar mientras que con sus silencios te roban la cartera y la esperanza. Estoy harto de la oposición que se expresa como si viviera en tu casa y fuera tu hermano, cuando lo que busca es volver a subirse al púlpito del que cayó de una patada y desde donde te repudiará cuando suba como lo hizo quien gobierna. Estoy harto de los que se nombran damnificados y se auto otorgan el derecho a tirar piedras sin alternativas ni soluciones. Estoy harto de las dependencias y del fracaso colectivo de las independencias. Estoy harto de la violencia y la sumisión sin meta.

Estoy harto de la economía sumergida y de la emergida, de las primas de riesgo y de los riesgos de ser tan primos. De la bolsa y de los insaciables bolsillos, del derecho a votar quien te roba y del de abstenerte porque te da igual quien lo haga. Estoy harto de tantos derechos que sólo me recuerdan mi esclavitud y me niego a alinearme con ninguna posición que confirme mi rendición.

Hoy quería pero no puedo hablar de política, hoy me he permitido el lujo de soñar que el cubo es finito. Hoy quiero recrearme en mi sueño utópico. Hoy quiero escapar de la realidad con la tristeza de fondo de que en algún momento tendré que despertar y cuando lo haga, cuando vuelva a aceptar la realidad, ¡quizás, quizás!, tenga fuerzas para hablar de la izquierda, de la derecha, del centro o de las esquinas, con la esperanza de que alguien me recuerde que es mejor que no diga inútiles tonterías y que siga soñando y pintando ventanas.

Hoy sólo quiero soñar que tengo respuestas. Hoy sólo quiero soñar que nuestra esclavitud servirá en un futuro para que gobiernen nuestros sueños.





martes, 7 de mayo de 2013

EL DESEO DE RECIBIR


Desde que el hombre es hombre y toma consciencia de sí mismo ha sentido el deseo de recibir, de poseer y de satisfacer su realidad física y corporal. Necesidad que aún hoy gobierna nuestras vidas y que ha propiciado el camino y el destino de la evolución de la humanidad.

La primera etapa de esta necesidad corporal no va más allá de lo físico, de aquello que el cuerpo necesita, del deseo de recibir sexo, familia y un techo donde cobijarse. En esta etapa se desarrollan los primeros pasos de la evolución que abarcó a las primeras generaciones de la humanidad.

En una segunda etapa donde el desarrollo de las sociedades, su organización y evolución hizo posible el afianzamiento de esta forma de vida, el infatigable deseo de recibir que avanza siempre un paso por delante del desarrollo de nuestra consciencia, seguía mordiendo con fuerza y ahora pedía  dinero, riquezas y estatus social que nos distinguieran de los demás.

En una tercera etapa que como las anteriores se van sumando y teniendo como objetivo la riqueza material y ante la incesante angustia por seguir recibiendo, no se desarrolla otro objetivo que recurrir al propio ego buscando algo más que la riqueza, dando lugar a la lucha por el honor y el poder. Convirtiéndose  ésta en la finalidad de la vida hasta prácticamente los finales de la edad media.

La cuarta etapa se origina a finales de la edad media y prácticamente con la llegada del Renacimiento. Nuestro afán por recibir por poseer y por descubrir nos lleva al siguiente paso, el nacimiento del conocimiento científico que trae consigo un espectacular cambio de la sociedad, de su calidad de vida y nuevas formas de manipulación y de poder sobre las personas, que llegan hasta nuestros días.
Una tremenda revolución social y económica que más que huir de la necesidad de la satisfacción propia corporal, basada en el egoísmo y el poder a pesar de la llegada del desarrollo del conocimiento, sirve por el contrario para afianzarse en ello, dando origen a una nueva meta para saciar la  ansiedad desmedida y egoísta de recibir más y más por encima del prójimo. En esta lucha por el ego y el poder personal, hemos vivido bajo la premisa de te doy uno para poder tener cuatro y seguir manteniendo el orgullo del poder y el sometimiento que dé satisfacción al ego, calmando la ansiedad de recibir más que nadie aún acosta de la vida y la moralidad.
Inevitablemente cualquier sistema con estas bases es perecedero y esta irremisiblemente abocado a entrar en crisis. Crisis que han ido derivando en cambios influenciados por los avances intelectuales y sociales de cada época, pero siempre con el mismo destino y el mismo trasfondo. Así hemos ido pasando de una crisis a otra (espiritual, cultural, económica, científica), pues siempre había ideales nuevos o tendencias que nos permitían lavar la cara y maquillar de nuevo. Pero ha llegado un momento en el que los físicos, los humanistas, los científicos, los filósofos o los sociólogos, se encuentran en un punto ciego en el que no saben cuál es el camino, pues han perdido el horizonte y ya sólo ven el vacío, siendo conscientes de que no hay camino que sane la incapacidad humana de ser feliz.
Esto me lleva a la conclusión de que el camino evolutivo de la necesidad de recibir del ser humano basado en el deseo corporal está llegando a su fin, pues no existe un nuevo escalón más allá de la propia destrucción. Este agotamiento del culto corporal y su evidente fracaso ha tocado techo, dejándonos como fruto de su desarrollo sumidos en la depresión, la desesperación y en una profunda apatía que nos ahoga el alma y que no sabemos entender. Ya no existe nada en el mundo que nos satisfaga plenamente y que no sea un engaño. Nuestro propio fracaso empieza a enfrentarnos con nosotros mismos preguntándonos cuál es el propósito del sufrimiento, de la vida y de su razón de ser, amén de la necesidad de entender las bases de la propia existencia.
Es por todo ello que pienso que el periodo evolutivo del culto al individualismo y sus ansias de recibir y recibir para someter y someter, ante la falta de la visión colectiva de los valores humanos ha llegado a su fin, pues si algún escalón le queda por subir no es otro que el de la propia destrucción.

Ha llegado la quinta etapa, es el momento de un nuevo periodo evolutivo, el de la “espiritualidad” y cuyo primer escalón no puede ser otro que el del abandono al culto corporal y al individualismo egocéntrico por encima del prójimo. Una etapa donde reine el conocimiento científico orientado hacia nuestra propia realidad espiritual que nos lleve a descubrir, todas las respuestas que hasta ahora se nos han negado por nuestra obsesión a mirar siempre hacia nuestra propia pared y donde por fin, demos respuestas a lo que verdaderamente nos ahoga, “de dónde venimos”, “que somos” y “hacia dónde vamos”.
No hay otra salida para esta sociedad decadente. Su etapa educativa llega a su fin y estamos ante el examen final en el que se verá, si hemos aprendido de todos nuestros males y obtenido el título que nos de paso a realizar el Master espiritual de nuestro destino, o por el contrario sólo nos queda seguir peleándonos en el patio del colegio hasta la destrucción para demostrar nuestra superioridad. Pero hay una cosa clara y es que ya no podremos continuar repitiendo curso, porque el colegio ya mismo se cierra y quien no haya aprobado solo le queda morir en el patio luchando por un egoísmo que culmine el engaño a sí mismo.

Seamos conscientes de esta nueva etapa y pongamos el corazón en ella, demostremos que la torpeza y el empacho de las miserias de la humanidad han servido para encontrar el camino y que estamos preparados.


domingo, 5 de mayo de 2013

La Armada Española durante la guerra de los tres años (1936-1939)

Hoy quiero felicitar a un amigo y hermano, Laureano Rodríguez Liañez.1. Un gran hombre de esos que sólo la esencia y la universalidad andaluza es capaz de engendrar. Un hombre sabio y de ancho corazón que ha entregado su vida a engrandecer las virtudes del ser humano, siempre luchando por los derechos y las libertades de los débiles. Profesor de muchas cosas pero sobre todo de las humanidades y de la razón social.
Gran historiador de ideales propios tan afianzados como el respeto a los ajenos, en su último trabajo ha ahondado en la tan transcendental historia de la Armada Española durante la II República, y su posterior papel en esa guerra civil que enfrentó y desangró a este país.
Historia que representa el devenir de una España convulsa, donde sus hijos tuvieron que decantarse para el lado más egoísta o para el más humano, hacia el totalitarismo o la libertad. Donde especialmente hombres de bajo rango no dudaron en entregar sus vidas, para defender la libertad y la democracia por encima del deber debido y el miedo.
No puedo decir más que es un trabajo serio, realista, detallado y perfectamente documentado, que aunque pueda dejar entre ver el carácter republicano del autor, su crítica y posicionamiento no van más allá de la oposición a la dictadura y a la opresión de las libertades.
Hijo de marino que sufrió la represión franquista tras el hundimiento del submarino B6 de la Armada Republicana, donde prestaba servicio como auxiliar 2º naval y originado por la traición anunciada del Alférez Scharfhausen, (Cuya recompensa fascista fue la Comandancia Militar de Marina de Sevilla a su caída) soy consciente del amor y la implicación que ha puesto en este trabajo, como homenaje a un padre que supo inculcarle los valores que hoy le representan y al que no le importó pagar caro su lucha por la libertad.
Gracias hermano por este trabajo y un grato homenaje a ese padre que lucho por tu futuro y por el de los demás en esa terrible “Guerra inCivil”.

Aquí os dejo en la zona de descargas o directamente haciendo click en el siguiente enlace, su último trabajo para quien pueda interesar:




1.-Laureano Rodríguez Liañez es profesor del Departamento de Historia Medieval y Ciencias y Técnicas Historiográficas de la Facultad de Geografía e Historia de la Universidad de Sevilla. Buen conocedor de los archivos y de la educación, su vida ha recorrido todos los niveles docentes, además de la geografía andaluza. Junto a gran cantidad de libros y actividades de formación, Laureano Rodríguez cuenta con el Premio del Ayuntamiento de Sevilla a la mayor tesis de licenciatura de la Universidad de Sevilla en el curso académico 1983/84. Premio de investigación «Ciudad de Medina Sidonia» 1990 por el estudio titulado «Medina Sidonia en la Baja Edad Media. Historia, Instituciones y Documentos». Ponente en los Cursos de Cultura Andaluza organizados por el Instituto Andaluz de Formación del Profesorado de la Consejería de Educación y Ciencia, en los que desarrollo el tema: Fuentes documentales para el estudio de la historia y el entorno locales. Archivos Municipales y Parroquiales.
Profesor de Paleografía y Diplomática en los Cursos de Archiveros de la Junta de Andalucía,  promovidos por la Consejería de Cultura y el Instituto Andaluz de Formación de Profesorado. Profesor en el I y II Master de Archivística de la Universidad de Sevilla.





martes, 30 de abril de 2013

Dos

"Dicen que a lo largo de nuestra vida tenemos dos grandes amores; uno con el que te casas o vives para siempre, puede que el padre o la madre de tus hijos...Esa persona con la que consigues la compenetración máxima para estar el resto de tu vida junto a ella...

Y dicen que hay un segundo gran amor, una persona que perderéis siempre. Alguien con quien naciste conectado, tan conectado que las fuerzas de la química escapan a la razón y os impedirán, siempre, alcanzar un final feliz. Hasta que cierto día dejaréis de intentarlo... Os rendiréis y buscaréis a esa otra persona que acabaréis encontrando.

Pero os aseguro que no pasaréis ni una sola noche, sin necesitar otro beso suyo, o tan siquiera discutir una vez más....Todos sabéis de quién estoy hablando, porque mientras estábais leyendo esto, os ha venido su nombre a la cabeza.

Os libraréis de él o de ella, dejaréis de sufrir, conseguiréis encontrar la paz (le sustituiréis por la calma), pero os aseguro que no pasará un día en que deseéis que estuviera aquí para perturbaros. Porque, a veces, se desprende más energía discutiendo con alguien a quien amas, que haciendo el amor con alguien a quien aprecias."

Paulo Coelho




martes, 9 de abril de 2013

El Homo Hipócritus

La maldición de ser libre es la esencía particular del corazón de un alma encerrada, pues los mismos que añoran la libertad son los que se espantan al verla. La gente habla de cambios, de colmos, la situación es odiosa para todos, pero no se puede hablar así desde dentro de la propia culpa, como la mayoría de las cosas que hoy importan, esto también tiene el ingrediente maestro, la imagen. Da igual lo que hagas, cualquiera puede ser un revolucionario de pegatina, las bocas hablan y los hechos no cuentan, la ciudad está llena de gente que lo sabe todo sobre qué hay que cambiar, y la vida los cambia tan concentrados en parecer que la están mejorando, porque parecerlo es lo que importa...llamémosle el Homo Hipócritus. Las flores ya no sirven para ligar, ahora la personalidad más hipócrita y enfermiza es el dulce que se intercambia, parecer...es la palabra para lograr todo el éxito que tú quieras alcanzar.

Unos cuantos nos retorcemos en la soledad de mil aspectos, ya que el Homo Hipócritus es el tiburón que más abunda en este océano negro de grandes arrecifes llenos de tiendas. Nosotros somos a los que azotan los sargazos de pesadumbre, las olas que nos empujan y recuerdan que quien desencaje será apartado, mientras los poderes fácticos se limpian el trasero con lo que pensemos... pues eso también forma parte del marketing. Es un holocausto mental, nos están anulando y no solo eso, cada uno piensa que a él no, a él no lo están manejando, y se dará a si mismo las razones de turno...Es el nuevo esquema mental implantado.

Me da igual lo que piensen de mí, tendré que tragar para no decepcionar a los que esperan lo que DEBO hacer, pero todo tiene un límite, y no pienso ser un maniquí más al que le han dado libertad, y le han dicho cómo usarla. No pienso ser un fiel ciudadano ejemplar, un producto ni alguien vergonzoso por lo que piensen los demás. No es rebeldía, señores, no soy un Homo Hipócritus, esto no va de hacerse el alternativo, esto es defender lo que yo llevo dentro y nadie tiene narices de decir.



Os dejo unas imágenes para que los falsos (Homo Hipócritus) repitan una vez más: "AY, QUÉ PENA".






viernes, 5 de abril de 2013

MALOS DE OFICIO

Es triste descubrir que existen malas personas, sobre todo cuando estas acostumbrado a que solo de vez en cuando pasen cerca de ti dejando su tétrico olor.

Cuando sólo has recibido algunas salpicaduras, piensas que ha podido ser un error o un desliz de la naturaleza humana y sólo te produce lástima, mucha lástima.

Pero cuando te topas de frente con malos de verdad y no puedes evitar conocerlos, te inunda  una terrible decepción. En la lotería de la vida te pueden tocar muy diversas cualidades, pero cuando todas se sustentan en la maldad, piensas que eso no te puede tocar, eso se tiene que elegir.

"He conocido a un hombre malo", de los que sólo existían en mi ficción, de esos que estropean el sentido de la humanidad con sólo rozarlos, de esos siempre tan predecibles pues no cambiaran jamás. Cuando lo miro, sólo veo frustración, envidia, complejos, mediocridad  y sobre todo cobardía, mucha cobardía.

 He descubierto que los malos de oficio necesitan rodearse de buenas personas. Personas sin maldad, a las que poder someter, a las que poder asustar y a las que poder dominar, para llenar su triste ego sin darse cuenta que lo único que consiguen es morir cada día.

Los malos de oficio no soportan el crecimiento humano y espiritual de quienes les rodean, pues le recuerdan constantemente la poca integridad moral que poseen y lo enfermizo de sus conductas. Les ahoga la envidia cuando ven que las personas de su entorno son felices con muy poco, que son capaces de sonreírle a la vida y sobre todo ver que pueden vivir en armonía con lo que tienen.

Realmente su maldad nace de su envidia por la vida de los demás, quieren ser superiores y no se asoman ni a la normalidad. Les come la rabia y en su locura necesitan destruir los valores y las conciencias que todos lo días le recuerdan lo míseros que son.

Les gusta azotar a sus victimas, pero cuando éstas forman parte de su entorno y ven que  se le pueden estropear  por que han llegado demasiado lejos, las miman y las curan para mañana tener de nuevo donde castigar.
Son personas a las que el amor, la familia, la sencillez, la comprensión y la humildad le parecen muy poco para saciar el odio por si mismos. Almas vacías y cobardes con una gran pobreza espiritual cuya conciencia sólo sabe aparentar, pues nunca serán nada, sólo una depravación de la realidad.

Tristes almas que lloran su incapacidad, tristes almas a las que nunca nadie querrá, tristes almas que su propio ego se comerá, almas que ni el tiempo recordará.

Si la vida pone alguno en tu camino, convence a tu alma de que el ser humano no es así, trágate la lástima que no merecen y aléjate de tan mísero elemento.
Sólo merecen la ignorancia  que desmonta sus vidas.



viernes, 15 de marzo de 2013

Si todo pereciera

Debatir todo este tiempo, mientras vigilas tu propio sueño, por el abismo que media entre lo que se sabe que es correcto, moral, ético...y lo que realmente quieres. Éste es el cáliz amarescente de los que fuimos derrotados allí donde ya sabemos, allí donde encontramos la esperanza de los días de soledad, la angustia de los momentos de duda y las certezas de nuestros instantes de fé.

No sirve de nada huir, no soluciona nada, no arregla los problemas cuando uno ha sido herido de verdad, porque allá donde vayas llevarás contigo la cabeza y el corazón. Porque el amor, a diferencia, es cuando no se respira, cuando es absurdo, cuando echas de menos y es bonito aunque esté desafinado, porque es una locura, una locura hecha de un brebaje inmortal fulgurante y amargo. Y cuando danzamos entre las olas de sinfonías, vivir es dorado y circular, tal baile pérfidamente compuesto para llevarse a cabo en espiral, colapsando en su centro desatante de tormentas y vendavales...

"Si todo pereciera y ella quedara, yo seguiría existiendo, y si todo quedara y ella desapareciera, el mundo me sería del todo extraño, no me parecería que soy parte de él."

"Es casi ley, los amores eternos son los más breves"



domingo, 10 de marzo de 2013

¿A dónde se va sin corazón?

Puede que lo que vea sea sólo la consecuencia de ver más allá de lo evidente, puede que deba caminar con los ojos cerrados como los demás, puede que sea mejor vivir sin sensaciones, o que sea mejor ahogarlas. Puede que sólo me zambulla en una duermevela en la que me acune monótono, como si estuviera en las profundidades insondables, colgando entre el fondo y la superficie de un mar en calma, entre masas de sargazos ligeramente movidos por las olas, porque si donde el corazón se inclina el pie camina, ¿A dónde se va sin corazón?


 No la encontré traducida, así que aquí os dejo la letra:


Háblame en un lenguaje que pueda escuchar

Alégrame antes de que deba irme
Sumérgeme en un pensamiento en el que perdone a todos
Mientras las calles transitadas me saludan una vez más
Sé que no puedo estar atrasado
La cena espera en la mesa
El mañana es sólo una excusa ida
Por eso levante mi collar y encare el frío

La Tierra se ríe bajo mis pies pesados
De la blasfemia de mi cansado caminar
Un camino dirige mi corazón a casa
El sol se esconde y sale otra vez
Sé que lo haré, el amor puede durar por siempre
Los hermosos cisnes que nunca toparán la Tierra
Y puedes hacerlo eterno
Puedes hacerlo eterno

Y por un momento me perdí
Extasiado por los placeres de mundo
Ya lo disfrute aquí, pero ha vuelto otra vez
Pero sigo frecuentando y buscando a mis amigos
Hay misterios que no están listos para ser revelados
Amistades listas para volver
Haré el esfuerzo, el amor puede durar por siempre
Los hermosos cisnes que nunca toparán la Tierra
Mañana es solo una excusa
Mañana es solo una excusa

Y puedes hacerlo eterno




martes, 5 de marzo de 2013

Media Naranja

Que bonito inventar tu complemento, que delicado moldear tu sueño, que difícil saciar tu deseo, que perfecto soñar el resultado.

Que valiente no desfallecer en el intento, que complicado bajar las barreras, que maduro aceptar la imperfección y que difícil amoldar la ilusión.

El mito nos persigue, nos ciega, nos abruma, nos vuelve egoísta y nos diviniza. Nos cree merecedores de nuestros sueños tal y como los soñamos, segando la esencia del amor y cerrando los ojos de nuestro corazón.

Tu complemento siempre será como tú; a veces fuerte, a veces débil, a veces radiante y a veces incorrecto, pero siempre a tu lado, amando tu esencia y respetando tu fragilidad.

Busca tu complemento más allá de la forma y más cerca del corazón, para que siempre seáis cómplices de una misma ilusión.

&
Yo persigo una forma que no encuentra mi estilo,
botón de pensamiento que busca ser la rosa;
se anuncia con un beso que en mis labios se posa
al abrazo imposible de la Venus de Milo.

Adornan verdes palmas el blanco peristilo;
los astros me han predicho la visión de la Diosa;
y en mi alma reposa la luz como reposa
el ave de la luna sobre un lago tranquilo.

Y no hallo sino la palabra que huye,
la iniciación melódica que de la flauta fluye
y la barca del sueño que en el espacio boga;

y bajo la ventana de mi Bella-Durmiente,
el sollozo continuo del chorro de la fuente
y el cuello del gran cisne blanco que me interroga.
Rubén Darío





sábado, 2 de marzo de 2013

Dreamed

No se conoce el sencillo coraje de amarse, de no ir en busca ni conseguir tampoco olvidarse, de beberse todas las lágrimas de tu vida, de respirar una ausencia que asfixie el alma. A veces no se comprende el valor de un momento hasta que no se convierte en solo un recuerdo. A veces solo nos perdemos en dos olvidos, y a veces es así.

No importa el camino en el que estés posando tu alma, da igual el cuero que envuelva tus pies o la lana que abrigue tu reino, tampoco importa el frasco de pintura que pinte victorioso tus ojos, ni tampoco las pupilas que se bañen ahora en el paraíso traidor de las tuyas. Todo eso está mudo y flotando, todo esto está inmóvil y marginado. Solo echo de menos lo que parecía, o lo que me parece ahora, no tiene similitud ninguna con lo vivido, pero es mi vida hoy. Solo echo de menos otro lugar, un centelleante fragmento del tiempo mío, la necesidad intermitente de mirar a algún lado. Y todavía sueño, pero hay sueños que no pueden ser.




viernes, 1 de marzo de 2013

¿Qué viven tus hijos?


Si los niños viven con crítica 
Aprenden a condenar.

Si los niños viven con hostilidad 
Aprenden a vivir luchando. 

Si los niños viven el ridículo 
Aprenden a ser tímidos. 

Si los niños viven con vergüenza 
Aprenden a sentirse culpables. 

Si los niños viven con tolerancia 
Aprenden a ser pacientes. 

Si los niños viven con estímulo 
Aprenden a confiar. 

Si los niños viven con alabanza 
Aprenden a apreciar. 

Si los niños viven con honradez 
Aprenden la justicia. 

Si los niños viven con seguridad 
Aprenden a tener fe. 

Si los niños viven con aprobación 
Aprenden autoestima. 

Si los niños viven con aceptación y amistad 
Aprenden a hallar amor en el mundo.


Dorothy Law Nolte

¿Qué viven tus hijos? o sólo viven.

Si queremos que nuestros hijos vivan en un mundo mejor, empecemos por hacerlos mejores a ellos.