The Nothing Window                                ¡Hazte miembro, comenta y pulsa +1 para mejorar el contenido!                                The Nothing Window                                ¡Hazte miembro, comenta y pulsa +1 para mejorar el contenido!                                The Nothing Window

viernes, 4 de enero de 2013

La Nueva Era, ACUARIO


Mucho se ha hablado últimamente del fin del mundo apoyado en distintas y antiguas profecías o predicciones, pero lo realmente cierto en todo esto, es que son distintas interpretaciones realizadas dentro de una época o mentalidad determinada, que reflejan más o menos acertadamente un hecho real que ya está ocurriendo, el cambio de era y la llegada de Acuario que marcará la senda del Hombre en los próximos dos mil años.

Digamos de forma sencilla que somos parte de un universo formado por la interacción de distintas energías, donde todo está estrechamente ligado y donde cualquier cambio en mayor o menor grado afecta al conjunto, cambios que continuamente se están produciendo debido a la variación de las posiciones y movimientos de los cuerpos celestes. Este hecho origina que nuestro planeta se vea afectado de una u otra manera, por la acción de esa energía cambiante al igual que nosotros mismos, pues no somos más que energía manifestada físicamente como todo lo que nos rodea.
Para poder determinar el movimiento de dichos cuerpos celestes y estudiar la forma en la que su estado y cercanía afecta a nuestro planeta, los astrólogos han dividido su movimiento continuo en doce áreas de 2100 años cada una, que completarían lo que denominamos el Gran Año (26.000 años aproximadamente), asignando a cada una de estas doce áreas el nombre de un signo del zodiaco; signos a los que desde la antigüedad se le otorgan las características que creemos definen cada era.
Cada una de estas eras o al menos las que a través de la historia podemos analizar, han traído consigo cambios importantes para la humanidad tanto de actitud como de mentalidad, lo cual, hace parecer cierto que cada una de ellas influye muy activamente en la forma que nos relacionamos, actuamos y evolucionamos.
Si damos por hecho que esto es así, no hay duda que esta nueva era en la que entramos va a originar cambios en nuestras vidas como lo harán las venideras. Pero, ¿Qué cambios?, pues aquí sí que ya no entra la razón, sino la especulación. La opinión generalizada es que entramos en una era de fraternidad, solidaridad y humanización, donde descubriremos muchas verdades y donde emprenderemos el camino para  conectar con nuestra propia esencia, una época de espiritualidad y de encuentro con la energía cósmica que nos forma y a la que pertenecemos. Una era de amor a la libertad y de la igualdad de razas y clases sociales, del pensamiento plural y colectivo, de ayuda al prójimo, del trabajo en equipo y del bien común, logrando una perfecta armonía con nuestro entorno físico y energético.

Quiero creer que esto será realmente así, pues la humanidad ha llegado a un punto donde su camino no tiene otro fin que su propia destrucción y del que ya nos encontramos muy cerca. Ahora bien, y esto es lo más importante, al igual que la energía que recibimos nos afecta, también la que nosotros emitimos afecta al conjunto, de manera que si verdaderamente todos deseamos con todas nuestra fuerzas que esta nueva era sea así, y preparamos nuestras mentes y nuestra voluntad para ello, estaremos propagando una energía tan fuerte e intensa al universo y a nuestro entorno que hará que la nueva era de Acuario, si no es como la creemos; lo sea, pues si todos en conjunto lo queremos y deseamos lo será.
Tenemos que tener en cuenta que una era no entra en su plenitud de la noche al día, pues en sus comienzos se encuentra aún influenciada por la anterior y en su final por la posterior, lo que significa que seguramente nosotros no veremos los verdaderos cambios, pero seremos partícipes de algo muy grande y hermoso, el nacimiento de las bases para la vuelta a la humanización y la espiritualidad de nuestros descendientes y en definitiva del ser humano.

Sólo pido que no desaprovechemos esta oportunidad de mentalización positiva más o menos generalizada, que la transmitamos de palabra y acción tanto como la deseemos interiormente,  para que la unión de nuestras mentes en un único pensamiento y deseo común haga posible el sentido de esta nueva era, ACUARIO.


En este blog dejo para quien quiera descargarlo y profundizar un poco en este tema el libro “LA ERA DE ACUARIO - El nuevo paradigma” de Juan Estadella, del cual he extraído este fragmento:

El lector tiene en su mano la llave que abre la puerta del futuro. La clave para entender y adentrarse sin miedo en un largo camino que la humanidad acaba de emprender y que durará dos mil años. Es un largo viaje para el Hombre, aunque sea un corto camino para el individuo y es una senda que no permite desvíos ni paradas. El signo de los nuevos tiempos, nos empuja ya y nos arrastra cada vez con más fuerza hacia una espiral donde se aceleran los cambios de esta nueva etapa colectiva. Es necesario entender este nuevo paradigma que, a modo de complot cósmico, nos atrapa y nos succiona hacia una gran puerta de entrada, que da paso a los nuevos tiempos, dentro de este macro reloj del tiempo que es la Era astrológica. Ha empezado el gran viaje. En el umbral de un cambio trascendental en la historia del Hombre moderno, vislumbramos ya el leit motiv existencial de las nuevas generaciones, el nuevo camino que se abre al futuro: la Era de Acuario.
Juan Estadella 





No hay comentarios:

Publicar un comentario