The Nothing Window                                ¡Hazte miembro, comenta y pulsa +1 para mejorar el contenido!                                The Nothing Window                                ¡Hazte miembro, comenta y pulsa +1 para mejorar el contenido!                                The Nothing Window

jueves, 30 de mayo de 2013

Tiempo sin Tiempo

En esta sociedad que nos arrastra, nos clasifica y nos gestiona, dónde sólo disponemos al día  del tiempo necesario para cargar baterías mientras dormimos y unas cuantas horas para compartir contigo mismo y con los tuyos.
En esta sociedad dónde nuestros hijos nos sorprenden cada día porque no tenemos tiempo de conocerlos más allá de lo superficial y de cuya educación estamos cada vez más alejados. Dónde la fortaleza de la familia se sustenta en finos hilos que van cayendo poco a poco cuanto menor es el tiempo y el espacio común.  
En esta sociedad que te empuja y te exprime, dónde por todo se paga un alto precio con la moneda del sudor, del continuo sacrificio y con la renuncia a ese nuestro tiempo que no vuelve. Dónde todo es perecedero para tenernos siempre dentro de la noria como hámsteres persiguiendo algo importantísimamente baladí. Dónde es tan poco el tiempo que no nos roban que todos nuestros sueños, deseos e ilusiones, se empujan, tropiezan, caen y se levantan en una frenética carrera por ganar un poco de ese ínfimo tiempo que nos queda, sin que ninguna de nuestras necesidades hayan podido al final ganar la más mínima cuota del tiempo que se merecen.
En esta sociedad dónde no paras de pagar todo muy caro y dónde nada es nunca tuyo, sólo la obligación de levantarte cada día para seguir pagando por vivir el sueño que nunca llega, alimentándote del orgullo de continuar empujando con fuerza la noria que te permita tener un número en la espalda, de ser alguien ante los demás y un perfecto desconocido para ti mismo y los tuyos.
En esta sociedad en la que vivimos, lucha por tu tiempo. Por un tiempo sin tiempo que lo controle unido al de los tuyos y compartido con los demás. Por un tiempo para conocer y para que te conozcan, para amar, reír, gozar, dar y recibir, pues es lo único que tendrás verdaderamente tuyo y cuya moneda es la felicidad que ingresamos en el banco de nuestro corazón.

Aprende a girar la noria para vivir y no vivas sólo para que la noria gire.





miércoles, 15 de mayo de 2013

Me Falla el Windows


Nací con una Placa Base con todas sus cositas gracias a Dios. Tenía mi memoria, mi fuente de alimentación, mis USB y mis controladoras. Además de todos mis cablecitos, un buen micro bien refrigerado y una BIOS con muchas perspectivas. Todo bien ajustado, listo para interactuar y preparado para recibir el sistema operativo de mi vida. Ese software libre que mis padres con cariño debían implantarme y enseñarme a mejorar y desarrollar aprovechando toda la potencia de mi microprocesador. Pero a ellos como a todos ya le habían cambiado su software libre por un precioso Windows. 
Como eran buenos usuarios cuando tronó el cielo y la voz del poder a través de la ADSL se hizo oír, se pudo escuchar:
“Por vuestra fidelidad, sumisión, espíritu de sacrificio y amor a la causa, abrirle bien la boca al niño que le voy a instalar el Windows 8 con todas las actualizaciones como premio”. 
Mis padres de rodillas ante la ADSL y entre lágrimas dieron gracias al divino por tanta consideración y por tener un niño con un software tan avanzado.

Posdata: “No como al niño de la Paqui que le pusieron el Windows 1 a cuatro colores, sin actualizaciones ni descargas, por chulo y rebelde”.

Empezaron entonces mis padres a soñar con mi vida y mi educación, divagando con el pensamiento de que llegaría donde ellos no lo habían hecho y soñando con un futuro libre para mí. Fue entonces cuando ante tanto desvarío de nuevo la voz de la ADSL que nos alimenta dijo:
“Aquí el que educa soy yo, y como el niño salga rarito le quito el Windows 8, le meto el 1 sin  actualizaciones  y os lo coméis con patatas para toda la vida.”

A partir de ahí se acabaron los sueños y se dedicaron a trabajar para la red a la que yo me sumé. No les reprocho nada pues la perspectiva de comerte al niño con patatas toda la vida y con el Windows 1, es muy duro de asimilar y de soportar. Nadie quiere un hijo tan cortito para la red como el de la Paqui.
Pero cada uno tiene la BIOS que Dios le ha dado y por mucho que se empeñen uno tiene sus limitaciones. Yo me esfuerzo en respetar las normas y en no ser demasiado curioso, sigo todos los pasos de los mensajes en pantalla y sólo de vez en cuando hago alguna pregunta, pero eso sí, sin ánimo de molestar. Me esfuerzo mucho por manejar bien mi Windows, me leo todos los manuales, me trago todos los “Cookies”, veo y leo con mucho interés todos los spam publicitarios y siempre hago clic donde me dicen.
Pero todo el mundo tiene sus momentos de aburrimiento y te dan ganas de ser un poco malo  haciéndote preguntas raras de vez en cuando, preguntas que no le suelen caer muy bien a mi Google. Pero vamos, eso son cosas de amigos y al final siempre me dice lo que debo saber. A veces curioseo y me gusta cuestionar. Entonces mi Windows se calienta, se calienta bastante.
He notado que si pregunto mucho o si no lo hago y tomo mis propias decisiones mi Windows me falla. Me falla cada vez más a menudo y no sé exactamente el porqué. Se ha vuelto inestable y se cuelga continuamente dando pantallazos azules y apareciendo los siguientes errores entre otros:

- Si pregunto por la libertad:

“ERROR GRAVE. #13B4F010000X #ROJO# -00X) Intento de desestabilizar el sistema.  Posible ataque rebelde. ERROR DE EXCEPCIÓN GRAVE.”

- Si pregunto por la igualdad:

“STOP ERROR 0x0000000A #FLIPADO# -00X” Nivel de usuario restringido. El sistema se reiniciará con Windows 1. Consulte con el administrador del sistema.

- Si pregunto por la solidaridad:

“ERROR GRAVE X00-($$$$$$-€€€€€€)000# CE #MERKEL#. El sistema sólo reparte entre los   administradores.

- Si desinstalo las actualizaciones automáticas:

“ERROR 0X000138G-003F #ACTIVISTA# -00X “El usuario se está poniendo chulo. Revisar licencia”.

- Si intento crear mis propias aplicaciones:

“ERROR 0×7 #SUBVERSION#: INVALID_SOFTWARE_INTERRUPT. Posible hippy incubando.         Marcado como malicioso.”

- Si me salgo a la ventana MS-DOS para programar por mi cuenta:

“ERROR 0X0_000DF #INDESEABLE# 00F. El usuario se las da de listillo. Subir nivel de seguridad. Avisar al administrador.

- Si protesto con sumisión:

“ERROR x/000 #REVISAR# -#94FT. Nivel de riesgo medio. Regalar Pack de juegos educativos”.

- Si protesto con insistencia y rebeldía:

“ERROR GRAVE.- ##0000F4-X00- #15-M#  STOP LICENCIA. El número de la licencia no es válido. Su software no es original, cierre todas las aplicaciones. El software ha caducado. Su equipo se reiniciará en 20s y a partir de ahora esta máquina sólo admitirá software para desheredados y fracasados, adquiéralo gratuitamente en la cola del paro.


No sé si puede ser a causa de un virus o algún error de hardware o de mis desvaríos, pero cada vez es más difícil poder interactuar sin problemas.
Me gustaría saber la opinión de los usuarios avanzados para solucionar estos errores del sistema, pues con tantos problemas no hay quien viva ni navegue.

Mi ADSL no me habla y mi Google me mira raro.
¡En fin, que me falla…, me falla…, me falla bastante mi Windows!
Agradecería que alguien me dijera como puedo solucionar el problema.

Gracias por vuestra ayuda.




domingo, 12 de mayo de 2013

El Cubo de la Política


No me atrae nada hablar de política, hacerlo me produce  fatiga espiritual y mental además de impotencia senil cuando desnudo la esperanza. No hay nada que atore más la mente que intentar dar solución al test psicotécnico que la justifica. La política se ha convertido en la quimioterapia que necesitas para vivir, mientras mata la parte sana que nos queda.

Estoy harto de izquierdas, de derechas, de centros y de esquinas, pues todos forman parte del mismo cubo hermético sin puertas ni ventanas lleno de las mismas ambiciones y mentiras.
Cubo donde cada uno intenta hacer valer su rincón, su extremo, su centro, o su esquina, como moscas que luchan por sus montones de podredumbre, para que no les quiten el pastel y así poder ponerse gordas y verdes.
Cubo sin puertas ni ventanas, donde lo que hay es lo que hay y sólo se te permite elegir donde arrimarte dentro de sus muros. Muros que encierran los límites de lo políticamente conocido y establecido, donde tienes que elegir el malo más guapo o la última tendencia pero dentro de lo marcado. Nos han grabado a fuego sus límites y nos han robado el pensamiento de que existe algo más allá; ni siquiera se nos ocurre soñar con abrir  ventanas que den paso a otras realidades, dando entrada a esos sueños que la premisa de la utopía no nos deja ver como posibles realidades que afiancen la existencia de otros caminos.
Hace tiempo que tiramos la toalla, hace tiempo que el cubo es nuestro universo y hemos aceptado el cerco como aceptamos la impotencia de comprender la palabra infinito, dando por hecho que algo más allá escapa a nuestra mente y que pensar en ello, sólo te lleva a tener que tomarte un par de analgésicos y no merece la pena el esfuerzo.

Estoy harto de los políticos que nos dicen lo que queremos escuchar mientras que con sus silencios te roban la cartera y la esperanza. Estoy harto de la oposición que se expresa como si viviera en tu casa y fuera tu hermano, cuando lo que busca es volver a subirse al púlpito del que cayó de una patada y desde donde te repudiará cuando suba como lo hizo quien gobierna. Estoy harto de los que se nombran damnificados y se auto otorgan el derecho a tirar piedras sin alternativas ni soluciones. Estoy harto de las dependencias y del fracaso colectivo de las independencias. Estoy harto de la violencia y la sumisión sin meta.

Estoy harto de la economía sumergida y de la emergida, de las primas de riesgo y de los riesgos de ser tan primos. De la bolsa y de los insaciables bolsillos, del derecho a votar quien te roba y del de abstenerte porque te da igual quien lo haga. Estoy harto de tantos derechos que sólo me recuerdan mi esclavitud y me niego a alinearme con ninguna posición que confirme mi rendición.

Hoy quería pero no puedo hablar de política, hoy me he permitido el lujo de soñar que el cubo es finito. Hoy quiero recrearme en mi sueño utópico. Hoy quiero escapar de la realidad con la tristeza de fondo de que en algún momento tendré que despertar y cuando lo haga, cuando vuelva a aceptar la realidad, ¡quizás, quizás!, tenga fuerzas para hablar de la izquierda, de la derecha, del centro o de las esquinas, con la esperanza de que alguien me recuerde que es mejor que no diga inútiles tonterías y que siga soñando y pintando ventanas.

Hoy sólo quiero soñar que tengo respuestas. Hoy sólo quiero soñar que nuestra esclavitud servirá en un futuro para que gobiernen nuestros sueños.





martes, 7 de mayo de 2013

EL DESEO DE RECIBIR


Desde que el hombre es hombre y toma consciencia de sí mismo ha sentido el deseo de recibir, de poseer y de satisfacer su realidad física y corporal. Necesidad que aún hoy gobierna nuestras vidas y que ha propiciado el camino y el destino de la evolución de la humanidad.

La primera etapa de esta necesidad corporal no va más allá de lo físico, de aquello que el cuerpo necesita, del deseo de recibir sexo, familia y un techo donde cobijarse. En esta etapa se desarrollan los primeros pasos de la evolución que abarcó a las primeras generaciones de la humanidad.

En una segunda etapa donde el desarrollo de las sociedades, su organización y evolución hizo posible el afianzamiento de esta forma de vida, el infatigable deseo de recibir que avanza siempre un paso por delante del desarrollo de nuestra consciencia, seguía mordiendo con fuerza y ahora pedía  dinero, riquezas y estatus social que nos distinguieran de los demás.

En una tercera etapa que como las anteriores se van sumando y teniendo como objetivo la riqueza material y ante la incesante angustia por seguir recibiendo, no se desarrolla otro objetivo que recurrir al propio ego buscando algo más que la riqueza, dando lugar a la lucha por el honor y el poder. Convirtiéndose  ésta en la finalidad de la vida hasta prácticamente los finales de la edad media.

La cuarta etapa se origina a finales de la edad media y prácticamente con la llegada del Renacimiento. Nuestro afán por recibir por poseer y por descubrir nos lleva al siguiente paso, el nacimiento del conocimiento científico que trae consigo un espectacular cambio de la sociedad, de su calidad de vida y nuevas formas de manipulación y de poder sobre las personas, que llegan hasta nuestros días.
Una tremenda revolución social y económica que más que huir de la necesidad de la satisfacción propia corporal, basada en el egoísmo y el poder a pesar de la llegada del desarrollo del conocimiento, sirve por el contrario para afianzarse en ello, dando origen a una nueva meta para saciar la  ansiedad desmedida y egoísta de recibir más y más por encima del prójimo. En esta lucha por el ego y el poder personal, hemos vivido bajo la premisa de te doy uno para poder tener cuatro y seguir manteniendo el orgullo del poder y el sometimiento que dé satisfacción al ego, calmando la ansiedad de recibir más que nadie aún acosta de la vida y la moralidad.
Inevitablemente cualquier sistema con estas bases es perecedero y esta irremisiblemente abocado a entrar en crisis. Crisis que han ido derivando en cambios influenciados por los avances intelectuales y sociales de cada época, pero siempre con el mismo destino y el mismo trasfondo. Así hemos ido pasando de una crisis a otra (espiritual, cultural, económica, científica), pues siempre había ideales nuevos o tendencias que nos permitían lavar la cara y maquillar de nuevo. Pero ha llegado un momento en el que los físicos, los humanistas, los científicos, los filósofos o los sociólogos, se encuentran en un punto ciego en el que no saben cuál es el camino, pues han perdido el horizonte y ya sólo ven el vacío, siendo conscientes de que no hay camino que sane la incapacidad humana de ser feliz.
Esto me lleva a la conclusión de que el camino evolutivo de la necesidad de recibir del ser humano basado en el deseo corporal está llegando a su fin, pues no existe un nuevo escalón más allá de la propia destrucción. Este agotamiento del culto corporal y su evidente fracaso ha tocado techo, dejándonos como fruto de su desarrollo sumidos en la depresión, la desesperación y en una profunda apatía que nos ahoga el alma y que no sabemos entender. Ya no existe nada en el mundo que nos satisfaga plenamente y que no sea un engaño. Nuestro propio fracaso empieza a enfrentarnos con nosotros mismos preguntándonos cuál es el propósito del sufrimiento, de la vida y de su razón de ser, amén de la necesidad de entender las bases de la propia existencia.
Es por todo ello que pienso que el periodo evolutivo del culto al individualismo y sus ansias de recibir y recibir para someter y someter, ante la falta de la visión colectiva de los valores humanos ha llegado a su fin, pues si algún escalón le queda por subir no es otro que el de la propia destrucción.

Ha llegado la quinta etapa, es el momento de un nuevo periodo evolutivo, el de la “espiritualidad” y cuyo primer escalón no puede ser otro que el del abandono al culto corporal y al individualismo egocéntrico por encima del prójimo. Una etapa donde reine el conocimiento científico orientado hacia nuestra propia realidad espiritual que nos lleve a descubrir, todas las respuestas que hasta ahora se nos han negado por nuestra obsesión a mirar siempre hacia nuestra propia pared y donde por fin, demos respuestas a lo que verdaderamente nos ahoga, “de dónde venimos”, “que somos” y “hacia dónde vamos”.
No hay otra salida para esta sociedad decadente. Su etapa educativa llega a su fin y estamos ante el examen final en el que se verá, si hemos aprendido de todos nuestros males y obtenido el título que nos de paso a realizar el Master espiritual de nuestro destino, o por el contrario sólo nos queda seguir peleándonos en el patio del colegio hasta la destrucción para demostrar nuestra superioridad. Pero hay una cosa clara y es que ya no podremos continuar repitiendo curso, porque el colegio ya mismo se cierra y quien no haya aprobado solo le queda morir en el patio luchando por un egoísmo que culmine el engaño a sí mismo.

Seamos conscientes de esta nueva etapa y pongamos el corazón en ella, demostremos que la torpeza y el empacho de las miserias de la humanidad han servido para encontrar el camino y que estamos preparados.


domingo, 5 de mayo de 2013

La Armada Española durante la guerra de los tres años (1936-1939)

Hoy quiero felicitar a un amigo y hermano, Laureano Rodríguez Liañez.1. Un gran hombre de esos que sólo la esencia y la universalidad andaluza es capaz de engendrar. Un hombre sabio y de ancho corazón que ha entregado su vida a engrandecer las virtudes del ser humano, siempre luchando por los derechos y las libertades de los débiles. Profesor de muchas cosas pero sobre todo de las humanidades y de la razón social.
Gran historiador de ideales propios tan afianzados como el respeto a los ajenos, en su último trabajo ha ahondado en la tan transcendental historia de la Armada Española durante la II República, y su posterior papel en esa guerra civil que enfrentó y desangró a este país.
Historia que representa el devenir de una España convulsa, donde sus hijos tuvieron que decantarse para el lado más egoísta o para el más humano, hacia el totalitarismo o la libertad. Donde especialmente hombres de bajo rango no dudaron en entregar sus vidas, para defender la libertad y la democracia por encima del deber debido y el miedo.
No puedo decir más que es un trabajo serio, realista, detallado y perfectamente documentado, que aunque pueda dejar entre ver el carácter republicano del autor, su crítica y posicionamiento no van más allá de la oposición a la dictadura y a la opresión de las libertades.
Hijo de marino que sufrió la represión franquista tras el hundimiento del submarino B6 de la Armada Republicana, donde prestaba servicio como auxiliar 2º naval y originado por la traición anunciada del Alférez Scharfhausen, (Cuya recompensa fascista fue la Comandancia Militar de Marina de Sevilla a su caída) soy consciente del amor y la implicación que ha puesto en este trabajo, como homenaje a un padre que supo inculcarle los valores que hoy le representan y al que no le importó pagar caro su lucha por la libertad.
Gracias hermano por este trabajo y un grato homenaje a ese padre que lucho por tu futuro y por el de los demás en esa terrible “Guerra inCivil”.

Aquí os dejo en la zona de descargas o directamente haciendo click en el siguiente enlace, su último trabajo para quien pueda interesar:




1.-Laureano Rodríguez Liañez es profesor del Departamento de Historia Medieval y Ciencias y Técnicas Historiográficas de la Facultad de Geografía e Historia de la Universidad de Sevilla. Buen conocedor de los archivos y de la educación, su vida ha recorrido todos los niveles docentes, además de la geografía andaluza. Junto a gran cantidad de libros y actividades de formación, Laureano Rodríguez cuenta con el Premio del Ayuntamiento de Sevilla a la mayor tesis de licenciatura de la Universidad de Sevilla en el curso académico 1983/84. Premio de investigación «Ciudad de Medina Sidonia» 1990 por el estudio titulado «Medina Sidonia en la Baja Edad Media. Historia, Instituciones y Documentos». Ponente en los Cursos de Cultura Andaluza organizados por el Instituto Andaluz de Formación del Profesorado de la Consejería de Educación y Ciencia, en los que desarrollo el tema: Fuentes documentales para el estudio de la historia y el entorno locales. Archivos Municipales y Parroquiales.
Profesor de Paleografía y Diplomática en los Cursos de Archiveros de la Junta de Andalucía,  promovidos por la Consejería de Cultura y el Instituto Andaluz de Formación de Profesorado. Profesor en el I y II Master de Archivística de la Universidad de Sevilla.